Instalaciones turísticas no sufrieron con ciclón Isaac

Las operaciones en la  industria turística volvieron a la normalidad ayer después de que el acceso a las  playas permaneció suspendido por  tres días a causa de  los fuertes oleajes que provocó el paso de la tormenta Isaac.

Los daños causados en algunas instalaciones fueron escasos y de pequeña  magnitud, según el vicepresidente de la Asociación Nacional de Hoteles y Turismo, Arturo Villanueva, quien informó que sólo se  reportaron  daños en el muelle  del pueblo de Bayahíbe, así como en algunos restaurantes que se encuentran contiguos a la playa en Boca Chica.  Otras zonas que resultaron parcialmente afectas  fueron la autopista Las Américas y el Malecón de la capital. Durante el fin de semana los hoteles tuvieron que organizar  actividades a lo interno de los establecimientos para evitar que los turistas se acercaran a las  playas. El cierre por dos horas del Aeropuerto de Punta Cana el sábado, así como la suspensión y el retraso de los algunos vuelos en el Internacional de Las Américas,  estuvieron también entre los inconvenientes que enfrentó el sector.