Instan  Presidente  detener conflicto de las torres

http://hoy.com.do/image/article/336/460x390/0/0D85858F-A79F-4B4F-8AA9-93CE6C250E7F.jpeg

El presidente de la Sala Capitular del Distrito Nacional, Gabriel Castro, se pronunció ayer en contra de quienes pretenden cuestionar el derecho que tiene el Concejo de Regidores para regular el ordenamiento territorial.

Criticó a quienes insisten en acusarlo de incurrir en ilegalidad, autorizando varias torres de 80 y cien niveles en el sector Los Cacicazgos, donde dijo que actuaron de acuerdo con las recomendaciones de una comisión técnica.

Mientras que los  inversionistas del proyecto denominado Torre de la Plata solicitaron al presidente Leonel Fernández y al síndico Roberto Salcedo que eviten el atropello  que se comete con su obra. Afirmaron que cumplieron los requisitos  para la obtención de las licencias.

La Asociación Nacional de Empresas Constructoras de Inversiones, Compañías Inmobiliarias y Corredores Afines (Anecomsisa) respaldó la construcción de la torre y advirtió que la paralización de la obra es una amenaza a la inversión privada que realizan empresarios europeos. La entidad desconoce la posición que asume la Junta de Vecinos de los Cacicazgos para representar a la comunidad.

Sobre la Torre Plata que se construye en el terreno del Hotel Dominican Fiesta, y que según Castro, sólo le aprobaron 31 niveles,  el  presidente de Anecomsisa, Juan Pablo Gómez, le solicitó a las autoridades que deben velar por la aplicación de las leyes.

Asimismo el secretario de la entidad,  Ricardo Mota, le pidió  a las autoridades que permitan desarrollar el país con el negocio que representa esta obra. Consideró que se deben adoptar las medidas pertinentes para resolver el conflicto.

La clave

1.  Pagaron multas
Los promotores de la Torre de la Plata indicaron que a  pesar de agotar todos los pasos legales para la construcción de la edificación en  la avenida Anacaona y pagar RD$11  millones de impuestos y multas, Planeamiento Urbano mantiene paralizada la obra. Se oponen a que se acoja la petición de la  Junta de Vecinos de Los Cacicazgos para que la torre sea demolida. El conflicto por la edificación también se ventila en la Cámara de Diputados.