Instrumentos que cambiarán vidas

4C_¡Vivir!_16_1,p01

La formación musical puede cambiar el rumbo de una vida, de una comunidad, de una sociedad. En países como el nuestro, donde la población está mayormente conformada por jóvenes, elevar el conocimiento en materia artística debe ser un compromiso impostergable.
La Constitución dominicana establece en su artículo 64 que: “Toda persona tiene derecho a participar y actuar con libertad y sin censura en la vida cultural de la nación, al pleno acceso y disfrute de los bienes y servicios culturales, de los avances científicos y de la producción artística y literaria”.
El reputado educador musical norteamericano Paul R. Lehman propone que en el siglo XXI todos los jóvenes “canten y toquen por lo menos un instrumento; que aprendan a crear e improvisar música; que entiendan la música; que lleguen a familiarizarse con una amplia variedad musical, y que conozcan la música de distintos grupos culturales”.
Poner al alcance de miles de personas, en especial, de niños y jóvenes de diversos estratos sociales, las herramientas que les permitan desarrollar sus habilidades y potencialidades en materia artística es un deber que el Estado se ha tomado muy en serio a través de la actual gestión del Ministerio de Cultura, encabezada por el arquitecto Eduardo Selman.
Una muestra de esto es la reciente entrega de un lote de 1598 instrumentos musicales, valorado en 20 millones 928 000 pesos, a trece escuelas, compañías y centros de enseñanza de la entidad cultural.
Las dependencias que fueron beneficiadas, son: el Sistema Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles, el Sistema Nacional de Formación Artística Especializada, la Escuela Elemental Elila Mena, el Conservatorio Nacional de Música, la Red Nacional de Bandas, el Coro Infantil Nacional, la Red Nacional de Coros, el Centro Cultural Narciso González, el Centro de la Cultura de Santiago y cuatro escuelas de merengue típico.
El Sistema Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles recibió 526 instrumentos; el Sistema Nacional de Formación Artística Especializada, 423; la Escuela Elemental Elila Mena, 152; el Conservatorio Nacional de Música, 35; la Red Nacional de Bandas, 54; el Coro Infantil Nacional, 236; la Red Nacional de Coros, 4; el Centro Cultural Narciso González, 57; el Centro de la Cultura de Santiago, 33, y cuatro escuelas de merengue típico recibieron 28 instrumentos.
El lote incluye pianos, saxofones, acordeones, violines, trompetas, redoblantes, panderetas, flautas, chelos, güiras, bombardinos, teclados electrónicos, platillos, maracas, saxos sopranos, violas, y también otros elementos también necesarios, como atriles.
Los instrumentos fueron entregados por el ministro de Cultura, Eduardo Selman, a las distintas escuelas y compañías, durante un acto celebrado en el lobby de la sede del ente cultural, ante la presencia de viceministros, directores generales y otros funcionarios invitados.
Al hacer el anuncio, el ministro Selman expresó que el donativo tiene por finalidad reforzar la enseñanza musical en las escuelas y compañías del Ministerio de Cultura.
Mencionó, uno por uno, los centros beneficiados, en los que se incluyen escuelas de música de todo el país. “Tenemos la posibilidad de que para el año que viene hacer otro esfuerzo para seguir fomentando la enseñanza de la música a través de las Escuelas Libres, de las bandas de música, y a través del Sistema de Orquestas Sinfónicas Infantiles y Juveniles”, expresó.
En el acto estuvieron presentes los viceministros Edilí Pichardo, Cayo Claudio Espinal, Federico Henríquez Gratereaux, Juan Morales y Carlos Santos.