Inteligencia artificial, robótica y mujere s: una nueva revolución

12A_El País_23_1,p01

No sería maravilloso si pudiéramos potenciar la revolución femenina con la revolución tecnológica y comenzar a escribir una nueva realidad laboral para las mujeres? Quizás hoy las chicas no dominan el mercado tecnológico, pero tienen una gran experiencia en luchar por ganar espacios.
Luz Yajaira Rosario, ingeniera en electrónica y comunicación egresada del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec), con varias especialidades incluida una en pedagogía, encarna una de esas mujeres que le pone rostro femenino a la inteligencia artificial y la robótica en la República Dominicana.
Recientemente abrió el primer centro privado especializado en la enseñanza de nuevas tecnología centrado en la robótica para niños y adolescentes, ubicado en Santo Domingo Este.
Se trata de “Nova Mentis”, una escuela que desde el inicio de sus operaciones hace apenas dos meses tiene una matrícula de 25 alumnos y ha creado siete empleos directos.
Luz Yajaira cuenta que llegó al mundo de la docencia de manera causal, esto así porque su profesión de grado no es la pedagogía, sino la informática, “trabajando como docente en algunos colegios fue donde descubrí la pasión por la enseñanza”, explica.
Y es así como movida también por deseo de emprender su propio negocio, le da forma “Nova Mentis”, donde las alumnos se pueden formar en áreas como: robótica, coding (tendencia educativa que se enseña lenguajes de programación desde una edad temprana) y arte digital.
Igualmente la joven ingeniera explica que en el centro ofrecen refuerzo académico en inglés y español, en lo que han denominado Sala de tarea 2.0, “es un espacio abierto que motiva la concentración y se les otorga un seguimiento personalizado y nos acercamos a la escuela para seguimiento de las tareas”.

Los niños inscritos en la sala de tareas reciben dos horas semanales de un taller de su preferencia coding, robótica o artes.
¿Cual es la experiencia educativa de los niños? Lo primero según la especialista en nuevas tecnologías es inducir los alumnos en el tema, buscando información en internet sobre el proyecto a desarrollar, luego pueden materializarlo utilizando una caja de herramientas que incluye legos.
Todo esa experiencia se puede convertir en piezas en movimiento como un carro a control o alguna especie animal, lo que además de educativo convierte la clase en una experiencia divertida.
“Muchos niños solo saben usar vídeos juegos en la computadora toda energía se puede usar en una enseñanza más útil que también puede ser divertida”, explica”, explica Rosario.
Hablemos de revolución femenina. El empoderamiento femenino cada día se hace más notable en las áreas de la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas en RD.
Históricamente, en estas ramas del conocimiento universal existe una enorme brecha de género, sin embargo, hoy las mujeres son las que se encuentran fortaleciendo e impulsando el desarrollo de nuevas tecnologías en el país.
Yajaira es un ejemplo de que el cerebro femenino puede desarrollarse en áreas que se tienen como complejas y de hecho su escuela ha nacido para adiestrar otras chicas en este campo.
“Tanto hombres como mujeres pueden aprender sobre robótica no hay límites para este conocimiento”, explica.
Una millenial todo terreno. El principal problema de las mujeres modernas son los conflictos y tensiones que genera la relación entre el mundo doméstico y el laboral, sin olvidarse de que son sujetos de derechos.
Luz Yajaira Rosario, que se abre camino en un mundo dominado por hombres, es una millenial que tiene sus objetivos, prioridades y competencias laborales muy bien equilibradas: es mamá de 4 niños entre los seis y un año, junto a su esposo Marcos Peña Ogando, ha emprendido en el mundo tecnológico y en cada rol debe darlo todo.
“Yo trabajo y me dedico hasta la 6:00 de la tarde a este centro, luego me voy a ser madre a tiempo completo”, concluye.