Interno confirma que Florián fue herido seis veces por la espalda

http://hoy.com.do/image/article/418/460x390/0/8B9EEB2F-8FDC-4D1B-B861-D5009AFECCE2.jpeg

NAJAYO, SAN CRISTÓBAL. Testigos oculares del  confuso incidente  que costó la vida al recluso Rolando Florián Féliz confirmaron ayer que el condenado por narcotráfico fue impactado al menos seis veces por la espalda.

Uno de los reclusos que al momento del hecho estaba en la parte frontal del penal y tuvo que protegerse para no resultar herido, aseguró que luego de que Florián hirió al capitán Jiménez fue golpeado con un palo por un teniente y cayó al piso. Narró que al levantarse fue alcanzado por dos impactos de bala hechos por Jiménez,  quien también herido se había dirigido a la casa de guardia a buscar un  arma de  fuego que disparaba mientras se dirigía a Florián.

“El capitán viene tirando  desde la casa de guardia que estaba cerca, le  da  dos tiros por detrás Florián. Herido, Florián  camina hasta la celda y ahí  es que le dan seis tiros más”, indicó el recluso que rehusó revelar su nombre a los periodistas.

Dijo que el ambiente entre los reclusos del penal es de profundo dolor y pesar, por la muerte de  Florián  Féliz a quien tenían  como su protector y lo llamaban “papá”.

Sobre los hechos.  Una fuente en la cárcel  dijo que el detonante de la furia de Florián la noche del pasado sábado fue que, tal y como acostumbraba, había pagado en el recinto  para amanecer  con las mujeres en su habitación, pero, dijo el informante,  el capitán Jiménez no tenía conocimiento de ello y le tocó de manera insistente la puerta para que saliera.

Preso de la rabia Florián mantuvo cerrada la puerta de su habitación y rehusó responder. En esas circunstancias, el capitán Jiménez avisó al teniente coronel José Pulinario, subencargado de la custodia del recinto, quien le reiteró el llamado a   Florián y es ahí cuando el recluso sale y enfrenta al oficial.

Fabio Ruíz, preso por el caso Renove y parte de un comité de ayuda en Najayo, dijo que ya  herido, Florián fue a su celda en busca de ayuda, pero  pasaron 20 minutos antes de que llegara la ambulancia que lo llevó al hospital y considera que eso  le provocó la muerte.

“Mataste un hombre”.  Según testigos, Florián habría dicho la frase dirigiéndose  al capitán, momentos antes de ser subido a la ambulancia. Se dijo, además, que  estando herido y en su habitación reclamaba a “come ceniza”, otro recluso, que era su guardaespalda personal en el recinto y su hombre de confianza.

“No me deje morir”.  La frase era repetida por  Florián a uno de los custodias que le acompañaba en la ambulancia, al que  apretaba la mano con fuerza.

Comisión interroga

La comisión designada por el procurador Radhamés Jiménez interrogó ayer a ocho testigos del hecho en la cárcel de Najayo. Dentro del grupo estaban Fabio Ruíz, José Cáceres Brito (Come Ceniza), y el teniente coronel José Pulinario, entre otros internos.

Paso vedado

Pese a la insistencia de los medios, las autoridades  no permitieron el paso a la celda de Florián.