Intervienen bienes valor $300 MM a narco de RD

La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y la Fiscalía del Distrito Nacional informaron que intervinieron bienes valorados en RD$300 millones, propiedad de un narcotraficante sentenciado por un tribunal federal de Nueva York, por cargos que incluyen conspiración para distribuir heroína y lavado de dinero.

Los bienes retenidos a Alejandro Guzmán, a requerimiento de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA), están ubicados en San Francisco de Macorís.

Según nota enviada por la DNCD,incluyen moteles, agencias de alquiler y de venta de vehículos, residencias, apartamentos, dinero en efectivo, una estación de combustibles y una financiera.

El mayor general Rafael Radhamés Ramírez Ferreira, presidente de la DNCD, dijo que las pesquisas para ubicar los bienes del convicto Guzmán comenzaron febrero pasado, a raíz de que la DEA solicitara ayuda a las autoridades para la intervención de las propiedades  de Guzmán.

“A finales de febrero de este año, la DEA solicitó ayuda para ubicar e intervenir los bienes de Guzmán y se actuó en consecuencia reteniendo propiedades multimillonarias ubicadas mayormente en San Francisco de Macorís. Este es un típico caso de lavado de dinero proveniente del narcotráfico”, dijo el oficial a través de su portavoz, Roberto Lebrón.

Indicó que a consecuencia de la petición hecha por la agencia antidrogas de

los EEUU, “instruimos al Departamento de Investigación Financiera para que actuara conjuntamente con el Ministerio Público”, instancia que realizó las diligencias para que un juez ordenara allanamientos y dispusiera la intervención de esas propiedades, adquiridas con dinero producto de la venta de heroína.

Ramírez Ferreira dijo que las investigaciones son ampliadas para determinar la certeza de que hay otras propiedades en manos de eventuales testaferros, al tiempo de señalar que entre los vehículos retenidos hay varios de reconocidas marcas que fueron “al parecer encargados al fabricante” por el imputado, el cual enfrentará cargos en el país por violar la Ley 7202, sobre lavado de activos.

Guzmán fue detenido por la DEA en Nueva York, el 30 de agosto de 2006, y el 29 de septiembre del mismo año un gran jurado lo encontró culpable de violar las leyes de los EEUU relacionadas con el tráfico de estupefacientes. En la petición para intervenir los bienes del convicto figura también la Fiscalía Federal del Distrito Este de la ciudad de Nueva York.

Los bienes intervenidos son el Motel Carolina High Class, el Rent Car AM, estación gasolinera La Guira, varias cuentas bancarias en reconocidas instituciones financieras, así como otros negocios vinculados a una empresa conocida como Loma Azul, propiedad de Guzmán. La cooperación ofrecida por las autoridades a la DEA se produce a partir de lo establecido en el artículo 19 de Ley 72-02.