Inversión (y III)

15_03_2016 HOY_MARTES_150316_ Economía4 E

Por qué es vital la inversión extranjera en nuestro país? Siempre hemos dicho que el flujo de recursos financieros impacta en forma favorable sobre la balanza de pagos, incrementa la capacidad de formación del capital nacional humano y la productividad de la economía y, a su vez, genera nuevas fuentes de empleo, más exportaciones, divisas, más renta por habitante e incide en la expansión del Producto Interno Bruto (PIB).Además, países como el nuestro siempre esperan que la inversión extranjera

directa venga en contacto con nuevas ideas, tecnologías y prácticas de trabajo, mayores recaudaciones impositivas, fomento y creación de tejidos industriales, entre otras. Por ende, todos los beneficios que pueden ser encausados para mejorar el bienestar de la sociedad.

Al margen de los efectos positivos de la inversión extranjera, en sí misma posee una enorme trascendencia, porque a diferencia de los movimientos financieros de capital, la firma que decide invertir en el extranjero adopta mayores compromisos con los países huéspedes de dicha inversión, frente a otras alternativas de internacionalización de sus operaciones. De la manera planteada, es posible

diferenciar dos núcleos: la firma extranjera y la economía que es objeto de la inversión.

El gobierno de Danilo Medina ha venido impulsando políticas y creando un clima favorable para la inversión extranjera. Las condiciones de confianza hacia los inversionistas han permitido un flujo de recursos financieros hacia diferentes áreas de la economía.La inversión extranjera arriba al país para quedarse durante largos

períodos y participar en proyectos productivos, construcción de infraestructura, entre otros aspectos. Como tal, es un componente importante del PIB, pues complementa la inversión privada nacional y la pública, e incide directamente en el crecimiento de dicho indicador.

Por qué es vital la inversión extranjera en nuestro país? Siempre hemos dicho que el flujo de recursos financieros impacta en forma favorable sobre la balanza de pagos, incrementa la capacidad de formación del capital nacional humano y la productividad de la economía y, a su vez, genera nuevas fuentes de empleo, más exportaciones, divisas, más renta por habitante e incide en la expansión del Producto Interno Bruto (PIB).

Además, países como el nuestro siempre esperan que la inversión extranjera directa venga en contacto con nuevas ideas, tecnologías y prácticas de trabajo, mayores recaudaciones impositivas, fomento y creación de tejidos industriales, entre otras. Por ende, todos los beneficios que pueden ser encausados para mejorar el bienestar de la sociedad.Al margen de los efectos positivos de la inversión extranjera, en sí misma

posee una enorme trascendencia, porque a diferencia de los movimientos financieros de capital, la firma que decide invertir en el extranjero adopta mayores compromisos con los países huéspedes de dicha inversión, frente a otras alternativas de internacionalización de sus operaciones. De la manera planteada, es posible

diferenciar dos núcleos: la firma extranjera y la economía que es objeto de la inversión.

El gobierno de Danilo Medina ha venido impulsando políticas y creando un clima favorable para la inversión extranjera. Las condiciones de confianza hacia los inversionistas han permitido un flujo de recursos financieros hacia diferentes áreas de la economía.

La inversión extranjera arriba al país para quedarse durante largos períodos y participar en proyectos productivos, construcción de infraestructura, entre otros aspectos. Como tal, es un componente importante del PIB, pues complementa la inversión privada nacional y la pública, e incide directamente en el crecimiento de dicho indicador.