Investigación de tres años sobre el impacto del CAFTA-RD en los derechos laborales

Washington, DC.- Después de tres años de estudiar el impacto del tratado de libre comercio CAFTA-RD en los derechos laborales, la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA por sus siglas en inglés) publica hoy un estudio que revela que a pesar de las promesas de los países miembros del CAFTA-RD de mejorar el estado de los derechos laborales y los millones de dólares invertidos para este objetivo, las condiciones laborales en estos países no han mejorado y las violaciones no han disminuido. Lo que es peor, WOLA prevé que con la crisis económica mundial la situación laboral en Centroamérica se deteriore aún más.

El informe de WOLA titulado CAFTA-RD y los derechos de los trabajadores: pasando del papel a la práctica, analiza la inversión de Estados Unidos de $20 millones anuales en los países miembros para el mejoramiento de las prácticas laborales y evalúa si ha habido progreso en este tema desde la firma del tratado.

El reporte de WOLA encontró que el dinero dirigido a la implementación de los proyectos laborales no fue suficiente para resolver los problemas históricos laborales, ni la impunidad con la que muchos empleadores actúan.

Los abusos laborales en los países miembros del CAFTA-RD continúan abundando e incluyen: la obstrucción al derecho de formar sindicatos, despidos ilegales, horas extras forzadas, el uso de listas negras, discriminación de género y cierres ilegales de maquilas.

De suma preocupación es el asesinato de sindicalistas: en Guatemala, desde enero de 2007, seis líderes sindicalistas han sido asesinados, cuatro de ellos en el 2008. Además, los gobiernos han sido lentos en aprobar la legislación laboral identificada como prioritaria antes de la firma del tratado.