Inyecciones guiadas por ultrasonido calmarían dolor por tendinitis en los hombros

http://hoy.com.do/image/article/484/460x390/0/22166E16-C367-4862-9464-A2523EDAB4FE.jpeg

El intenso dolor que produce la tendinitis calcificada –acumulación de calcio en un tendón-  podría atenuarse con la sencilla aplicación de dos inyecciones percutáneas guiadas por ultrasonido.

Con una de ellas se rompería el depósito de calcio al inyectar agua salada en el manguito rotador -el conjunto de músculos y tendones que mantienen el hombro estable-, y la segunda absorbe los restos de esta ruptura.

Un grupo de expertos, pertenecientes a distintos centros sanitarios y educativos italianos, resalta en la revista “Radiology” los beneficios de este tratamiento poco invasivo y más rentable.

La acumulación de calcio en el hombro aparece con cierta frecuencia en personas adultas, especialmente en las mujeres. Esta provoca dolores agudos y que se incrementan en las noches, según señala el citado reportaje. En una fase más avanzada de la calcificación, la movilidad del hombro podría verse muy limitada.

“Debido a que la tendinitis calcificada es una condición que limita a la persona, el tratamiento elegido debe ser eficaz, sin complicaciones y mínimamente invasivo”, apunta el trabajo.

Un total de 219 pacientes (86 hombres y 133 mujeres) accedieron a someterse al procedimiento percutáneo; 68 personas lo rechazaron y se les utilizó como grupo control. Tras realizar, o no, la intervención –en ella se utilizó anestesia local y tuvo una duración aproximada de 20 minutos-, los investigadores dieron un seguimiento a la muestra a corto y largo plazo.

Más eficacia a corto y medio plazo

Al cabo de un año (después de uno, tres y 12 meses), los sujetos que recibieron la inyección de agua salina en el hombro tenían una mayor movilidad en la zona y una importante disminución del dolor, en comparación con los que no se sometieron al tratamiento.

No obstante, al cabo de cinco y diez años, todas las personas presentaron perfiles similares, tanto los que se trataron como los que no.

“El tratamiento percutáneo guiado por ultrasonidos facilitó la recuperación temprana de la funcionalidad del hombro y el alivio del dolor”, explica en estudio. Ahora bien, la diferencia no permaneció a largo plazo ya que pasados los años los pacientes no tratados también fueron mejorando su condición física.

Por otro lado, los investigadores señalan que esta alternativa baja considerablemente los costos. Por ejemplo, frente a los 34.000 dólares que estiman puede costar una artroscopía –un tipo de endoscopía para visualizar articulaciones-, la nueva técnica ronda los 120 dólares, teniendo en cuenta el material y el tiempo a invertir.

Una de las limitaciones del trabajo fue que los expertos no pudieron establecer el grupo control de manera aleatoria, sino directamente a partir de las personas que se negaron a recibir el tratamiento. Esta elección, junto a la falta de seguimiento a largo plazo de parte de los pacientes, pudo introducir algún tipo de sesgo en los resultados.

Las claves

1.  Tendinitis

Inflamación de un tendón por acumulación de calcio.

2. Más en hombres

Es muy común desarrollar calcificaciones en el hombro durante la edad adulta.

3. Inyecciones salinas

 Los expertos inyectaron agua salina para destruir las acumulaciones de calcio.