IPC en marzo fue de 0.79%

El Banco Central (BC) informó que el mes pasado el Indice de Precios al Consumidor (IPC) fue de  0.79%,  con relación a febrero,  lo que situó la inflación acumulada de los primeros tres meses del año en  2.04%.

Según explica la institución bancaria, la inflación de marzo no responde a factores monetarios ni fiscales, sino a la incidencia de 0.78 puntos porcentuales aportados por el alza en los precios de las gasolinas y el gas licuado al crecimiento del índice general, lo que quiere decir que el 99% del aumento del IPC durante ese mes fue originado por la variación en los precios de los combustibles.

“Esto significa que si se descontara el alza en los precios de los combustibles, el IPC de marzo habría crecido tan sólo 0.01 por ciento”, señala el BC.

Agrega que este comportamiento se registró durante todo el trimestre enero-marzo, respondiendo en gran medida a los movimientos alcistas registrados en los precios internos de los derivados del petróleo, ya que si se aísla de la variación del IPC el efecto de estos incrementos, que fue 1.13%, la inflación acumulada sería de 0.91%, lo que evidencia la estabilidad de los precios internos de la economía.

El informe del BC establece que el grupo Transporte fue el de mayor incidencia, al crecer 2.77%, debido a los incrementos en los precios de las gasolinas premium (6.41%) y regular (7.08%), conforme a las revisiones semanales realizadas en cumplimiento a la Ley 112-00 de los Hidrocarburos, y en menor medida, por el alza en el precio del servicio de transporte en motocicleta (0.78%). Estas alzas fueron compensadas parcialmente por las  reducciones experimentadas en los precios  de  los  vehículos (-2.44%) y  pasajes  aéreos (-1.76%).

Informa que el grupo Alimentos, Bebidas y Tabaco, el de mayor ponderación en la canasta familiar, experimentó una ligera variación de 0.05%, por las caídas  de  precios  que continúa  registrando  el componente alimentos (-0.21%), producto de los descensos  en plátano verde

(-6.34%), pollo fresco (-2.51%), y carne de cerdo (-2.02%). En sentido contrario, se verificaron aumentos de precios en los cigarrillos (4.04%) y la cerveza (1.30%).

Bienes transables y no transables

El índice de los bienes y servicios transables, aquellos que pueden exportarse e importarse libremente, experimentó una variación de 1.47%, derivada de las alzas de precios de las gasolinas, y en menor medida, por el aumento en los precios de  los cigarrillos y la cerveza.

El informe del Banco Central indica que los bienes y servicios no transables, los que por su naturaleza sólo pueden comercializarse dentro de la economía que los produce o están sujetos a medidas que restringen el libre comercio internacional, creció apenas 0.11%, ya que aunque se produjeron incrementos en el servicio de transporte en motocicleta y la cebolla roja, éstos resultaron compensados por la baja en los precios de algunos bienes de elevada ponderación, tales como pollo fresco y azúcar blanca.

Los resultados por estratos socioeconómicos muestran que los quintiles de mayores gastos fueron los más afectados por las alzas experimentadas en los precios de las gasolinas, debido a que tienen una mayor importancia relativa en las canastas de estos segmentos de la población.

“En ese sentido, la variación del quintil cinco, el de mayor gasto, fue de 1.17%, en tanto que el índice del quintil 1, el de menor gasto, creció 0.55%, favorecido por la reducción de algunos bienes alimenticios de elevada ponderación en su canasta, y por el menor impacto del alza en los precios de los combustibles”, establece el estudio del BC.