Irak pide ayuda a la Fuerza Multinacional tras asesinato de argelinos

Por Kamal Taha
BAGDAD, Jul 28 (AFP)   Las autoridades iraquíes pidieron este jueves ayuda a la Fuerza Multinacional dirigida por Estados Unidos para proteger las misiones diplomáticas, tras el anuncio de una facción de Al Qaida del asesinato de dos representantes argelinos secuestrados.

Entretanto, el comité de redacción de la Constitución iraquí se apresura a concluir rápidamente su trabajo para poder avanzar el proceso político, bajo las presiones de Estados Unidos que pretende reducir drásticamente su contingente en Irak en 2006.

En el terreno, la violencia continúa. Este jueves un tren fue atacado en Dura, en la entrada de Bagdad, y los vagones cisterna incendiados no provocaron víctimas, en lo que constituye el primer atentado de este tipo en el país, según la compañía ferroviaria nacional.

El ejército norteamericano anunció por su parte la muerte el miércoles de dos de sus soldados en un ataque en la capital.

El jefe de la diplomacia iraquí, Hoshyar Zebari, pidió a la Fuerza Multinacional que participe en la protección de los diplomáticos extranjeros destinados en Bagdad, en una rueda de prensa tras su encuentro con el embajador de Estados Unidos, Zalmay Jalilzad.

“Habrá ciertamente una cooperación entre los dos gobiernos y vamos a aprovechar las capacidades de las fuerzas de la coalición para garantizar una mayor protección de los diplomáticos en Bagdad”, afirmó.

El grupo del jefe de la red terrorista Al Qaida en Irak, Abu Mussab al Zarqaui, anunció el miércoles en un comunicado en Internet, cuya autenticidad no pudo ser establecida, la ejecución de dos diplomáticos argelinos, Ali Belarussi, de 62 años, y Azzedin Belkadi, de 47, secuestrados el 21 de julio en Bagdad.

“Denunciamos el acto bárbaro que causó la muerte de dos diplomáticos argelinos a manos de un grupo fundamentalista terrorista. Esta operación está encaminada a romper las relaciones entre Irak y sus hermanos árabes y musulmanes”, añadió Zebari.

El grupo de Zarqaui anunció también el 7 de julio el asesinato del encargado de negocios egipcio en Bagdad, Ihab al Cherif, secuestrado cinco días antes.

Esta banda anunció que tenía reservada la misma suerte a los diplomáticos de países árabes y musulmanes en Irak, cuyos “gobiernos modernos y tiranos han puesto sus legislaciones y constituciones por encima de la charia”, la ley islámica.

En el plano político, el Comité de Redacción de la Constitución continuaba este jueves su trabajo, al día siguiente de una visita a Bagdad del jefe del Pentágono Donald Rumsfeld, que pidió la adopción rápida de la nueva Ley Fundamental, y advirtió que cualquier retraso en el proceso político reforzaría la rebelión.

La Constitución tiene que ser aprobada por el Parlamento antes del 15 de agosto y sometida a referéndum antes del 15 de octubre, ya que cualquier retraso implicará un nuevo aplazamiento de seis meses.