Irak sigue sin gobierno, se multiplican ataques

BAGDAD (AFP).- Irak seguía sin gobierno este sábado y sometido a numerosos ataques, que en las últimas horas causaron 16 muertos, diez de ellos miembros de las fuerzas del orden, en el norte de Bagdad.

Siete iraquíes, entre ellos tres policías, murieron, y al menos cinco resultaron heridos en una explosión este sábado en un restaurante de la ciudad de Baaquba, al norte de Bagdad, anunció un oficial del ejército iraquí.

“Siete personas, entre ellas tres policías, murieron y al menos otras cinco resultaron heridas en la explosión que tuvo lugar hacia las 14H00 locales (10H00 GMT) en el restaurante próximo al edificio del Tribunal, en el centro de Baaquba”, indicó el coronel Ismail Ibrahim.

Dos soldados estadounidenses murieron en otros ataques perpetrados el viernes y este sábado en dos ciudades al norte de Bagdad, anunció el ejército de Estados Unidos en un comunicado.

“Un soldado de la Brigada 42 de la policía militar sucumbió a sus heridas

después de haber sido alcanzado por la explosión de una bomba cerca de su convoy”, este sábado cerca de Taji, a unos 20 km al norte de Bagdad.

Horas antes, el ejército estadounidense había informado la muerte de otro de sus soldados que sufrió heridas de bala cuando se encontraba en su base en Tikrit, a 180 km al norte de Bagdad.

Esta multiplicación de los ataques tiene lugar mientras el país está privado de gobierno, una semana después de la designación del chiíta Ibrahim al Jaafari como Primer Ministro de Irak y casi tres meses después de las elecciones del 30 de enero.

Este mismo sabado un atentado suicida con coche bomba fue cometido contra un convoy militar en Bagdad, causando la muerte de un civil iraquí e hiriendo a otros tres, indicó una fuente del ministerio de Interior.

Cinco miembros de las fuerzas del orden en Irak, entre ellos un policía y un soldado, así como un camionero turco, murieron en diversos ataques perpetrados en la noche del viernes y este sábado en Kirkuk, al norte de Bagdad, según fuentes de seguridad iraquíes.

Un policía fue abatido por hombres armados en el este de Kirkuk, 250 km al norte de Bagdad, cuando acababa de salir de su trabajo, indicó un oficial de la policía, el coronel Anwar Abdala.

Kirkuk es una ciudad cuya población está integrada por árabes, kurdos y turcos y las relaciones entre las tres comunidades están marcadas por tensiones permanentes desde la caída del régimen de Saddam Hussein, hace dos años.

Menos de una hora más tarde, hombres armados mataron a un soldado e hirieron de gravedad a otro en el sur de esta ciudad.

“Los dos soldados formaban parte de la guardia de un general del ejército y se dirigían a escoltar a este oficial hacia su base”, indicó el coronel de policía Adel Zin el Abidin.

Un periodista de la televisión kurda, Chamal Abdala Assad, fue abatido el viernes por la tarde por hombres armados en la misma ciudad.

En la región de Baiji, 200 km al norte de Bagdad, un camionero turco murió y su vehículo quedó destruido este sábado por la mañana, al estallar una bomba ubicada en su ruta, informó la policía.

Un soldado de la fuerza de protección de las instalaciones petroleras también murió en un enfrentamiento con rebeldes en la misma región, agregaron las fuentes.

Durante la noche, un policía murió al estallar una bomba colocada frente a su casa en Tuz, 70 km al norte de Bagdad.

Un soldado murió y otro resultó herido en otra explosión el viernes por la noche en los alrededores de Samarra, 125 km al norte de Bagdad, de acuerdo con fuentes policiales.

En Mosul, 370 km al norte de Bagdad, un kamikaze hizo explotar este sábado el auto en el que viajaba al paso de un convoy norteamericano hiriendo a un civil, según la policía y el hospital de esta ciudad.