IRAK
Nueve muertos a estallar coche bomba en una mezquita

http://hoy.com.do/image/article/50/460x390/0/70F98854-CA29-4550-ABBB-E02B03AA2A37.jpeg

Bagdad, 22 abr (EFE).- Al menos nueve personas murieron hoy, viernes, y más de una veintena resultaron heridas al estallar un coche bomba frente a una mezquita chií de Bagdad, informó el Ministerio iraquí de Interior.

El vehículo estalló en un área de aparcamiento vecino a la mezquita de Al-Sadij, en sureste de Bagdad, poco antes de que comenzara la oración comunal del mediodía, preceptiva para los musulmanes los viernes, explicó a EFE la fuente.

“Se ha iniciado una investigación para aclarar si se trata de un atentado suicida o si por el contrario el automóvil fue abandonado en el aparcamiento y la carga activada por control remoto”, agregó.

La fuente ministerial reveló, asimismo, que seis de los heridos se hallan en estado “muy grave”, por lo que los médicos no descartan que la cifra de víctimas mortales pueda incrementarse en las próximas horas.

El atentado en la mezquita de Al-Sadij es el atentado más cruento perpetrado hoy en Irak, en una jornada jalonada, como ya es habitual, de incidentes violentos.

Al menos cuatro policías iraquíes, entre ellos un oficial, y tres civiles resultaron heridos esta mañana al explotar una artefacto al paso de un convoy militar por el barrio de Al-Haquimiya, en el centro de la ciudad septentrional de Basora, informó la oficina de coordinación iraquí-estadounidense.

Además, un soldado estadounidense perdió la vida y otro resultó herido en un atentado similar perpetrado cerca de la convulsa ciudad occidental de Ramadi, ubicada en la provincia de Al-Anbar, corazón de la insurgencia en Irak.

En un comunicado divulgado esta mañana, el mando militar de EEUU se limitaba a explicar que una bomba de fabricación casera detonó al paso de un convoy militar cerca de la citada ciudad, a unos 100 kilómetros al oeste de Bagdad.

El Ejército norteamericano emitió este viernes un segundo comunicado en el que revelaba que otros dos uniformados fallecieron en un atentado parecido perpetrado en la localidad de Tell Afar, a unos 40 kilómetros al oeste de la ciudad septentrional de Mosul.

También hoy, la Policía iraquí anunció el hallazgo de los cuerpos sin vida de una veintena de compañeros, asesinados en área desértica cercana a la ciudad de Beiji, a unos 200 kilómetros al norte de Bagdad.

Los cadáveres mostraban evidentes signos de violencia y pertenecían a 19 policías que habían sido secuestrados en el área hace seis días, explicaron fuentes policiales.

“Todos ellos fueron acribillados a balazos, con metralletas”, puntualizó la fuente antes de reseñar que los cadáveres han sido trasladados al hospital general de la vecina localidad de Tikrit, cuna del depuesto presidente iraquí Sadam Husein.

La localidad de Beiji se encuentra localizada en el interior del denominado “triángulo suní”, una región que se extiende al oeste y norte de Bagdad y es considerada el corazón de la insurgencia en Irak.

Desde que en marzo de 2003 comenzara la invasión y ocupación del país, en esta y otras regiones de Irak se han hallado cientos de cadáveres de Policías iraquíes, asesinados por los grupos de insurgentes, que los acusan de colaborar con las fuerzas extranjeras.

Cerca de Beiji, un grupo de insurgentes logró destruir anoche uno de los tramos del oleoducto que une la refinería de esta ciudad y los yacimientos petroleros de Kirkuk, los más ricos del país.

El sabotaje ha dañado seriamente el suministro local de crudo, pero no ha tenido incidencia en la exportación del petróleo, principal fuente de riqueza de Irak.