Irán a justicia para evitar venta área verde

POR RADHAMES GONZALEZ
Más de veinte familias residentes en el condominio Dininsa, Alma Rosa II, en el municipio Santo Domingo Este, anunciaron que elevarán una instancia judicial para impugnar la resolución 15/05, aprobada por la Sala Capitular del cabildo de la jurisdicción, que autorizó al síndico Domingo Batista a vender un área verde y a cerrar prácticamente la calle “D” del lugar.

Dijeron también que se están asesorando con varios abogados para proceder a impugnar la resolución y pedir que la misma sea dejada sin efecto, porque viola sus derechos ciudadanos.

Señalaron que la venta del área verde y el virtual cierre de dicha calle para favorecer a las familias residentes en el Residencial Rey, ha generado enfrentamientos entre familias que viven en los apartamentos del condominio y el residencial.

El señor Carmelo Díaz Castillo dijo que si los regidores y el síndico Batista mantienen su indiferencia ante sus reclamos, se podrían producir hechos lamentables.

Señaló que el pasado miércoles en la mañana y en una actitud “provocativa”, un residente del lugar estacionó una jeepeta en medio de una calle estrecha, impidiendo la salida a los residentes del condominio Dininsa.

El señor Díaz Castillo recordó que desde febrero del año 2003 han expuesto el problema a los regidores y han enviado comunicaciones al síndico Batista, pero que no se les ha hecho caso.

Al respecto, mostró varias comunicaciones depositadas en la secretaría de la Sala Capitular que fueron recibidas en su mayoría por la secretaria de esa oficina, Belkys Reyes.

Deploró que ni siquiera los miembros de la comisión de regidores designada para estudiar el caso, se dignó en escuchar el parecer de los residentes en el condominio Dininsa.

Indicó que los regidores miembros de la comisión “impusieron su criterio sin escuchar a los residentes en el condominio Dininsa, lo que constituye una negación a nuestros derechos”.

Creen que el síndico Batista y el presidente del ayuntamiento se dejaron sorprender al poner en práctica una resolución parcializada, porque no recoge la opinión de una de las partes envueltas en el conflicto.

El señor Mario Cruz, quien reside en el condominio Dininsa, dijo que “no fue fácil lo que sucedió el miércoles pasado en el parqueo y poco faltó para que se produjera una tragedia, porque muchos halaron armas de fuego”.

Dijeron que jamás habían visto a representantes de la comunidad desoír a sus votantes en problemas tan vitales como el uso de los espacios públicos.