Irán y Venezuela estrechan nexos

http://hoy.com.do/image/article/107/460x390/0/41EC068C-765A-43BF-A9A2-DFFA925BF3E5.jpeg

Teherán, (EFE).- Los presidentes de Irán y Venezuela, dos importantes socios de la OPEP, se reúnen en Teherán para coordinar posturas respecto a asuntos económicos y tratar otros de índole política, como el conflicto en el Líbano.

El presidente venezolano, Hugo Chavéz, llegó ayer a Teherán, donde fue recibido por su homólogo iraní, Mahmud Ahmadineyad, en una ceremonia que evidenció la simpatía política entre ambos.

En una rueda de prensa que siguió al encuentro preliminar, Ahmadineyad aseguró en referencia a Chávez: “Este señor es mi hermano y ojalá sea mi compañero de lucha”

El presidente de la República bolivariana contestó asegurando que deseaba “que Irán y Venezuela puedan seguir siendo aliados en la lucha contra el imperialismo”.

Chávez llegó acompañado de una delegación venezolana que permanecerá en Irán dos días.

“Hemos venido a Teherán para insistir en que en cualquier momento estaremos al lado de Irán”, dijo Chávez.

“Mientras permanezcamos unidos podremos derrotar al imperialismo, pero si estamos divididos, nos quitarán de en medio”, añadió.  Durante la visita se espera la firma de varios acuerdos económicos y de cooperación, sobre todo en el campo petrolero.

En este sentido, Chávez instó a las empresas petroleras iraníes a invertir en este sector en Venezuela y Ahmadineyad subrayó que los sectores petrolero y petroquímico eran los “principales campos de cooperación”.

Durante la distendida rueda de prensa, Chavez hizo referencia al primer contacto que ambos mandatarios tuvieron en noviembre de 2004, en una visita del presidente de Venezuela a Irán cuando Ahmadineyad era alcalde de la capital iraní.

“Había visto a Ahmadineyad como un joven activo con ideas revolucionarias”, dijo Chávez, que comentó que “en aquel entonces uno de los acompañantes me dijo que iba ser el futuro presidente de Irán”.

El líder iraní declaró que Chávez “representa la fuente de una corriente revolucionaria y pionera en Suramérica, cuyas posturas de resistencia contra el imperialismo son palpables”.

Además, insistió en que no existían limitaciones en cuanto a los horizontes para la colaboración entre Irán y Venezuela.

Hugo Chávez fue recibido por el ministro iraní de Industria y Minas, Ali Reza Tahmasbi, en el aeropuerto internacional de Teherán, desde donde fue conducido al palacio presidencial.

Además de reunirse con Ahmadineyad, conversará con el líder supremo de la Revolución iraní, el ayatolá Ali Jamenei.

Los mandatarios de ambos países tratarán además las relaciones bilaterales y los recientes acontecimientos en la región, entre los que destaca el conflicto en el Líbano.

El presidente venezolano viaja acompañado por los ministros de Exteriores, Defensa, Agricultura, Energía, Comercio, Cultura y Comunicaciones, Industria y Minas, así como por el ministro de petróleo Rafael Ramírez y el alcalde la ciudad de Caracas.

La visita de Chávez a Irán se enmarca dentro de la gira que le ha llevado a Rusia, Bielorrusia, Qatar, y continuará por Vietnam y Mali.

La llegada del dirigente venezolano a Irán coincide con unas declaraciones a la televisión qatarí Al Yazira en las comparó la actual ofensiva militar israelí en el Líbano con “lo que hizo Hitler con los judíos” durante la Segunda Guerra Mundial.

En dicha entrevista recordó que los judíos “condenan las acciones de Hitler en su contra, y tienen todo el derecho de hacerlo”.

“Pero están haciendo con los libaneses las mismas cosas que Hitler había hecho con ellos. Están dando muerte a los niños y a centenares de gente inocente”, dijo el presidente venezolano.

En las declaraciones a la cadena árabe, el mandatario agregó “que tras las agresiones israelíes estaba la mano del imperialismo norteamericano”.   

Rechazará resolución

TEHERAN (AP).- La radio estatal de Irán dijo el sábado que Teherán rechazará una propuesta de resolución de las Naciones Unidas que le exige que suspenda el enriquecimiento de uranio antes de que finalice agosto o enfrente de lo contrario la posibilidad de sanciones internacionales.

 “Los iraníes no aceptarán decisiones injustas, incluso en el marco de resoluciones de los organismos internacionales’’, expresó la radio estatal el sábado.

   El comentario tuvo lugar en medio de una ausencia de reacciones de funcionarios al borrador de resolución que circuló entre los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU y probablemente sea adoptado la semana próxima.

   Sin embargo, los comentarios de la radio estatal son considerados como reacciones oficiales en Irán.

   La radio dijo que la resolución no sería aprobada debido a que China, uno de los cinco miembros del consejo con derecho a veto, quiere que la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) de la ONU resuelva el asunto.

   Los otros miembros permanentes del Consejo de Seguridad son Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Rusia.

   “No aceptaremos un ultimátum ni un plazo’’, indicó el comentario, que acusó a Estados Unidos y sus aliados de realizar lo que llamó una demanda ilegal.

   La semana pasada Teherán dijo que respondería antes del 22 de agosto a un paquete de incentivos ofrecido por los países occidentales, pero el consejo decidió seguir adelante con la resolución y no esperar la respuesta iraní.

   La oferta incluye alicientes económicos y la posibilidad de que Estados Unidos brinde tecnología nuclear a Irán, elimine algunas sanciones y se una a las negociaciones directas.

   La iniciativa también le pide a Irán que suspenda en el largo plazo el enriquecimiento de uranio, que puede producir combustible para un reactor nuclear o ser empleado en una bomba atómica.

   Estados Unidos y algunos de sus aliados acusan a Irán de buscar un enriquecimiento de uranio y plutonio a niveles elevados para utilizarlos en armas nucleares.

   Teherán sostiene que su programa nuclear tiene fines pacíficos y sólo apunta a generar electricidad.

   Irán ha expresado que nunca renunciará a su derecho de enriquecer uranio y producir combustible nuclear, pero ha señalado que podría suspender temporalmente sus actividades para aliviar las tensiones.