Irresistibles recetas a base de fresas

fresas

De solo verla, esta fruta invita a un mordisco, su color rojo brillante y textura crujiente la hacen irresistible, o al menos ese es el efecto que me produce, y que he visto en muchos otros.

¡Mmm!, además de su exquisito sabor y sus múltiples propiedades nutritivas, esta es una de las frutas preferidas por muchos, debido a que existen muchas leyendas que la califican como afrodisíaca. De hecho, la fresa es una de las frutas más utilizadas en ocasiones amorosas en las que haya brindis. Y hace muy buen maridaje con la champaña, por ejemplo.

Propiedades. Entre sus propiedades destacan el aporte de vitaminas C, A, E, B1, B2, B3 y B6, así como también su contenido de minerales como potasio, magnesio, hierro, fósforo, yodo y calcio. Su mayor aparición se da en la temporada de primavera verano, durante los meses de marzo y julio.

Recetas

Pechugas con salsa de fresa

6 pechugas, deshuesadas previamente aplastadas en una tabla de cortar

6 rebanadas de queso, preferiblemente mozzarella

1 taza de harina

2 cucharadas de consomé de pollo

3 cucharadas de mantequilla

3 dientes de ajo, picados

2 tazas de fresas, lavadas y cortadas en 4 partes

1 taza de jugo de naranja

1/2 taza de tequila (puede usar vino blanco)

1 taza de crema de leche

Preparación. Precalentar el horno a 180° centígrados. Engrasar un pyrex refractario rectangular con un poco de mantequilla. Rellenar las pechugas con el queso y doblarlas a la mitad, como si fueran quesadillas. Sazonar la harina con 1 cucharada del consomé granulado y enharinar las pechugas. Calentar la mantequilla en una sartén a fuego medio, agregar el ajo y las pechugas rellenas. Cocinar hasta que se doren por ambos lados. Pasar las pechugas al pyrex previamente engrasado, taparlas con papel aluminio y hornearlas hasta que estén cocidas perfectamente, durante 10 y 15 minutos. Mientras, sofreír las fresas en el mismo sartén hasta que empiecen a desbaratarse, por unos 10 minutos, bajar el fuego y verter con mucho cuidado la tequila o el vino blanco y luego el jugo de naranja. Sazonar con una cucharada del consomé de pollo granulado, dejar que la mezcla hierva y retirar del fuego. Incorporar la crema, dejar que la mezcla se enfríe un poco y licuar solo la mitad hasta lograr una salsa homogénea. Mezclar con el resto de las fresas. Servir las pechugas cocidas y bañadas con esta salsa.

Ensalada de espinacas y fresas

1 bolsa de espinacas tiernas

200 gramos de fresa lavadas y cortadas

1 paquete de queso de cabra

100 gramos de nuez caramelizada o nueces normales

4 limones exprimidos

1 chorrito de aceite de oliva

Sal

Pimienta

Preparación. Lavar y desinfectar las espinacas y las fresas. Cortar las nueces y las fresas a la mitad. Cortar el queso de cabra en pequeños pedazos. Agregar todos los ingredientes en una ensaladera. Mezclar el aceite de oliva, el limón, la sal y la pimienta para hacer la vinagreta. Agregar este aderezo a la ensalada y, ¡ya!

Cheesecake de fresa

1 taza de galletas molidas

3 cucharadas de mantequilla derretida

3 cucharadas de azúcar

2 paquetes (de 8 onzas cada uno) de queso crema suave

1 cucharada de jugo de limón

1 cucharadita de ralladura de cáscara de limón

1 taza de crema agria

3 huevos

1 cucharada de fécula de maíz o maicena

1 paquete (10 onzas) de fresas congeladas, previamente descongeladas

1/2 pinta de fresas frescas en rodajas

1/2 taza de azúcar

Preparación. Precalentar el horno a 325 grados. Mezclar las migas de galleta (galleta molida), la mantequilla derretida y el azúcar. Tomar la mezcla y presionarla firmemente en el fondo del molde. Hornear por 10 minutos, luego retirarlo del horno y ponerlo a enfriar. Aumentar la temperatura del horno a 350 grados. Batir 1/2 taza de azúcar, el queso crema, el jugo de limón y la cáscara de limón con una batidora eléctrica a velocidad media hasta que estén bien mezclados. Agregar la crema agria y mezclar bien. Añadir los huevos, uno a la vez, esperar que el huevo se mezcle bien antes de agregar el otro batiendo a velocidad baja. Cuando tenga la mezcla lista, echarla en el pyrex y hornearla por 50 minutos o hasta que esté. Escurrir las fresas y reservar el líquido. En una cacerola mediana añadir suficiente agua al líquido reservado para medir la 1/2 taza y agregar la maicena, mezclando todo bien. Luego dejar que hierva a fuego medio, revolviendo constantemente. Hervir durante un minuto. Enfriar. Añadir las fresas y extender la mezcla uniformemente sobre el cheesecake ya frío. Luego, agregar las fresas al cheesecake cortado y refrigerar por lo menos 4 horas antes de servir.