Isa Conde cita factores provocaron fracaso arrendamiento ingenios

Isa Conde cita factores provocaron fracaso arrendamiento ingenios

Antonio Isa Conde

El exdirector de la Comisión de Reforma de la Empresa Pública (CREP), Antonio Isa Conde, defendió el arrendamiento de los ingenios azucareros en 1999, tras asegurar que antes de ese proceso estaban absolutamente quebrados y que el objetivo fue evitar que desaparecieran.

Isa Conde atribuyó el fracaso y quiebra de algunos de los ingenios luego de ser arrendados, a las omisiones y desconocimiento de leyes, así como al clima de desconfianza que generó el anuncio de revisión de los contratos, lo que impidió que las empresas que ganaron la licitación obtuvieran financiamiento de los bancos.

Además, el también ex ministro de Energía y Minas, resaltó que el proceso de capitalización o reforma de las empresas públicas no fue un total fracaso, poniendo como ejemplo la importante cantidad de recursos que le deja al Estado dominicano las empresas generadoras de electricidad y Molinos Modernos.

Sobre el caso particular de los ingenios, Isa Conde afirmó que el proceso de precalificación y escogencia de las empresas se hizo de manera totalmente transparente frente a las cámaras y a toda la sociedad.

Puede leer: Afectados en caso Munné piden apoyo a la población ante drama humano que viven

Reconoció que uno de los problemas latentes es que la Ley 141-92 sobre Reforma de la Empresa Pública no tomó en cuenta el tema de los colonos, lo que a su juicio, debió hacerse de manera que esos trabajadores tuvieran un privilegio especial.

Con relación a las empresas que participaron en la licitación, consideró que fueron arriesgadas y que salvo el ingenio Barahona, las demás perdieron todo, debido al desconocimiento sobre los colonos y la Ley 3589, que disponía la Cesación de las Colonias Agrarias del Estado.

Además, consideró que el presidente electo en el 2000, Hipólito Mejía, cometió un error cuando expresó que revisaría todos los contratos de arrendamiento, lo que generó desconfianza en el sector bancario, para que pudieran obtener financiamiento.

Lamentó que el Consejo Estatal del Azúcar (CEA), que administraba los ingenios quebrados, aprovechó para vender y hacer “muchas barbaridades” con ese patrimonio.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas