Isaac amenaza a población damnificada en Haití 

PUERTO PRINCIPE. AP. La tormenta tropical Isaac se fortaleció ligeramente el viernes por la tarde mientras giraba hacia República Dominicana y la vulnerable Haití con la amenaza de lluvias perjudiciales para la gente que perdió su hogar por el sismo de 2010, pero también con un menor riesgo de que toque tierra como huracán.  

Los meteorólogos esperan que Isaac no alcance fuerza de huracán mientras esté fuera del Golfo de México el domingo, y cambiaron su posible trayectoria hacia el este donde sigue siendo una amenaza al oeste de Tampa, Florida. En esa ciudad estadounidense comienza el lunes la Convención Nacional Republicana, aunque todavía hay una remota probabilidad de que pegue en la localidad.  

En Haití y gobierno y los grupos internacionales de ayuda se preparaban para evacuar a varios miles de personas de los campamentos de damnificados que surgieron tras el sismo, pero había pocos dispuestos a hacerlo.  

Unas 400 mil personas siguen viviendo los vulnerables campamentos de chozas y carpas desde el terremoto de principios de 2010 que devastó varios lugares de Haití.   Isaac amaga con arrojar de 20 a 30 centímetros (ocho a 12 pulgadas) de lluvia en la isla La Española que comparten Haití y la República Dominicana. En el caso de Haití la gran deforestación provoca que tras pocas horas de lluvia se generen aludes de lodo.  

“Ese tipo de lluvia va a causar algunas inundaciones súbitas y derrumbes de tierra potencialmente mortíferos”, dijo Dennis Feltgen, portavoz del Centro de Huracanes.  

El vórtice de Isaac se encontraba la tarde del viernes a unos 160 kilómetros (100 millas) al sur-suroeste de Puerto Príncipe y sus vientos máximos sostenidos habían aumentado a casi 100 kilómetros por hora (65 millas por hora). Avanzaba hacia el oeste a una velocidad aproximada de 26 kph (16 mph), según el centro de huracanes.

Los vientos de tormentas tropicales se extienden a casi 321 kilómetros (200 millas) del ojo del meteoro.  

El primer ministro haitiano Laurent Lamothe exhortó a la población a evitar cruzar ríos, clausurar ventanas y mantener la calma. “El pánico provoca más problemas”, advirtió. Lamothe dijo que el gobierno había apartado 50 mil dólares para fondos de emergencia y tenía autobuses y 32 botes preparados para evacuar a la población.   Pero entre muchos haitianos la idea de la prevención de desastres en el país más pobre de América fue recibida con poca emoción.  

El especialista Eric Blake, del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, en Miami, consideró que es “demasiado pronto para conocer” el curso exacto de la tormenta, aunque las proyecciones indican que podría pegar en tierra cerca del límite entre Alabama y Misisipí en el sureste estadounidense.  

Hasta ahora, no hay informes de que Isaac haya sido la causa directa de heridos o muertos, pero la policía de Puerto Rico dijo que una mujer de 75 años falleció el miércoles cerca de la capital, San Juan, cuando cayó de un balcón mientras llenaba un cubo con agua en preparación para la llegada de la tormenta.  

El Centro de Operaciones de Emergencia (COE) de República Dominicana anunció el desalojo preventivo de casi 3.138 personas de zonas de alto riesgo en las provincias de San Juan de la Maguana, San Cristóbal y San Pedro Macorís. La mayoría fue llevada a casas de parientes, y sólo 300 personas a albergues.  

“Lo peor no ha pasado”, dijo el director del COE, Juan Manuel Méndez, mientras Yolanda Mañán, que administra los dos aeropuertos de la capital dominicana, informó que ambas terminales reanudaron las operaciones que fueron suspendidas por la mañana. Sólo 12 vuelos, hacia Puerto Rico y Estados Unidos, fueron pospuestos.  

En tanto, Cuba decretó el viernes la fase de alerta para las provincias orientales de Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Holguín, Las Tunas y Camagüey, de acuerdo con una nota del Estado Mayor de la Defensa Civil, informó el noticiero del mediodía de la televisión cubana.  

Por otra parte, se puso en marcha la fase informativa para las regiones centrales de Ciego de Avila, Villa Clara, Sanctí Spíritus, Cienfuegos y Matanzas.  

“Los vacacionistas que se encuentran en instalaciones turísticas de esas regiones comenzaron a ser evacuados”, reportó el viernes la emisora cubana Radio Rebelde. “En las próximas horas serán trasladadas a lugares seguros las personas que residen en áreas de mayor riesgo por inundaciones”.  

Mientras, la tormenta tropical Joyce —recién formada en el Atlántico— se degradó la noche del jueves a depresión tropical, sin representar riesgos en costas.   ———

Los periodistas de The Associated Press Danica Coto en San Juan, Puerto Rico; Ezequiel Abiú López en República Dominicana; Anne-Marie García en La Habana; y Tamara Lush en Tampa colaboraron para este despacho.