Isaac, con más fuerza, apunta a Florida; en RD, Haití y Cuba dejó daños, muertes

TAMPA, EEUU
AFP.
 La tormenta tropical Isaac amenazaba anoche con convertirse en huracán al acercarse a Florida (sureste de EEUU), en estado de emergencia y donde se postergó la Convención Nacional Republicana, tras pasar por República Dominicana, Cuba y Haití, donde dejó nueve muertos en total.  

En su boletín de las 21H00 GMT, el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, con sede en Miami, señaló que la tormenta se desplazaba hacia el oeste-noroeste a 26 km/h y “se espera que el centro de Isaac se aleje de los Cayos de Florida esta noche (domingo) y se moverá sobre el este del Golfo de México el lunes”, con vientos máximos sostenidos de 95 km/h.  

Según el CNH, se espera un fortalecimiento de Isaac durante las próximas 48 horas y existen posibilidades de que se convierta en huracán en un día o dos.  

“Sabemos de huracanes y sabemos de hospitalidad”, dijo el gobernador de Florida, Rick Scott, en declaraciones a la CNN, quien decretó el estado de emergencia.   Scott dijo que los servicios estatales estaban preparados para hacer frente a las inclemencias meteorológicas, pero se mostró “muy preocupado” por el riesgo de inundaciones.  

En un comunicado de la Casa Blanca, el presidente estadounidense Barack Obama aseguró que su gobierno puede aportar “medios suplementarios” para “velar por la seguridad de las personas que van a la convención” republicana, que retrasó del lunes al martes su inicio por la tormenta tropical.

Está previsto que unas 50,000 personas acudan a la convención en la que Mitt Romney será designado oficialmente candidato republicano a las presidenciales del 6 de noviembre.   “Creo que el mal tiempo nos pasará por encima sólo el lunes por la noche y que el martes todo irá bien”, declaró a la AFP el alcalde de Tampa, Bob Buckhorn, quien recordó que hace 90 años que su ciudad no se ve afectada por el paso de un huracán. 

El azote de Isaac en Cuba, Haití y Dominicana; Luisiana vigilante.   Según el CNH, el ojo del temporal debería moverse hoy por el Golfo de México, donde varios grupos petroleros ya iniciaron la evacuación de su personal, en tanto puso bajo vigilancia una parte de las costas de Luisiana (sur de Estados Unidos), asolada por el huracán Katrina en 2005.  

Isaac azotó el sábado Haití, todavía devastada por el sismo de 2010 que dejó más de 250.000 muertos, dejando a su paso al menos siete fallecidos y obligando a evacuar a 5.000 personas y 18 campos de refugiados.   Carpas y techos fueron arrasados por los vientos y árboles arrancados de raíz por los fuertes temporales de viento y lluvias, mientras que en Puerto Príncipe se cortó electricidad, mientras las comunicaciones vía internet estaban “perturbadas”, comprobó un corresponsal de la AFP.

La tormenta tropical se desplazó posteriormente a Cuba, donde atravesó la isla durante cinco horas el sábado, causando únicamente daños menores en carreteras, viviendas, tendidos eléctricos y cultivos.   Las autoridades cubanas decidieron este domingo levantar las medidas de protección contra huracanes adoptadas ante el paso de Isaac y alertaron del riesgo de lluvias derivadas del ciclón.   Por otra parte, 24 horas ininterrumpidas de lluvia y vientos en República Dominicana provocaron la muerte de dos personas y el desplazamiento de 13.000. Varias provincias del sur permanecían todavía incomunicadas ayer .

La clave

Convención republicana

La tormenta tropical Isaac amenazaba ayer con desviar la atención de la convención nacional republicana mientras los organizadores anunciaban un apretado calendario para los tres días a los que se redujo el evento en Tampa, Florida, con costa en el Golfo de México.   Hoy en la mañana estaba prevista la primera reunión de los delegados que votarán para nominar oficialmente a Mitt Romney como el candidato republicano que disputará la presidencia al demócrata Barack Obama el 6 de noviembre, pero todas las actividades fueron canceladas y otras postergadas.