Isaac llega a Cuba y avanza hacia Florida

LA HABANA. AFP. La tormenta tropical Isaac, que podría convertirse en huracán el domingo al acercarse a Florida (sureste de Estados Unidos), alcanzó Cuba hoy causando lluvias en buena parte de la isla, luego de azotar el vecino Haití, donde mató a una niña de 8 años.  

Isaac llegó al extremo suroriental de Cuba a las 11H20 locales (15H20 GMT) con vientos máximos de 95 kilómetros por hora y volvería al mar por el norte en dirección noroeste hacia las 14H00 locales (18H00 GMT), informó el Instituto de Meteorología cubano.  

“Tocó tierra por una zona muy próxima a Punta de Maisí, al este de Guantánamo”, dijo por televisión José Rubiera, jefe de pronósticos del Instituto.  

Seis provincias del oriente cubano, que abarcan casi la mitad del territorio nacional, recibieron en estado de alerta a Isaac y miles de turistas extranjeros y lugareños fueron evacuados preventivamente desde la costa a lugares más seguros.  

Isaac se mueve por Cuba a 28 km/h con rumbo noroeste, lo que es “muy favorable a nosotros, pues hace que esté menos tiempo sobre el territorio y saldrá más rápido al mar”, dijo Rubiera.  

“Se espera que Isaac se convierta en huracán el domingo o el domingo en la noche”, informó en su boletín de las 15H00 GMT el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH).  

Isaac podría alcanzar la fuerza de un huracán el domingo al aproximarse hacia Florida, donde podría complicar la convención electoral republicana, que comienza el lunes en la ciudad de Tampa, y debe ratificar a Mitt Romney como candidato para enfrentar al presidente demócrata Barack Obama en noviembre.  

En Cuba, Isaac podría provocar lluvias de hasta 30 centímetros, de acuerdo a los meteorólogos, lo que amenaza con inundaciones en varias provincias orientales y centrales de la isla, que soportaban una sequía.  

En Haití una niña murió el sábado al desplomarse una pared de su casa mientras 18 campamentos de desplazados víctimas del terremoto de 2010 debieron ser evacuados, dijo a la AFP Gonzague Day, un representante del gobierno para el oeste de Haití, al ofrecer un primer balance tras el pasaje de la tormenta.  

Las seis provincias orientales cubanas -Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Las Tunas, Holguín y Camagüey- recibieron en alerta a Isaac y sus autoridades han evacuado preventivamente a turistas extranjeros y lugareños desde sitios riesgosos a zonas seguras.  

El Consejo de Defensa de Holguín ordenó “la preparación de los albergues para la recepción de evacuados, entre ellos los que recibirán personas de otras provincias (…) y las medidas para la protección de más de 5.000 turistas extranjeros y nacionales hospedados en los hoteles” de playas donde puede entrar el mar, dijo la Agencia de Información Nacional (AIN).  

En Granma “brigadas de cirugía médica fueron ubicadas en localidades que pueden quedar aisladas, mientras enfermos crónicos y embarazadas cercanas a la fecha de parto están donde pueden recibir la debida atención”, agregó la AIN.  

“Las lluvias continuarán incrementándose gradualmente en las provincias orientales, llegando a ser fuertes e intensas desde la tarde de hoy” (sábado), dijo el Instituto de Meteorología.  

Añadió que “durante las próximas 12 a 24 horas, habrá fuertes marejadas con peligro para la navegación en ambos litorales orientales (norte y sur) que se extenderán en la tarde al norte central, con inundaciones costeras moderadas en zonas bajas del litoral norte oriental y sur de Santiago de Cuba y Guantánamo”.  

Responsables de empresas hidráulicas cubanas destacaron, sin embargo, que las lluvias pueden ser “beneficiosas”, toda vez que los embalses de la región oriental se encuentran con niveles muy bajos, lo que reduce además el peligro de inundaciones.  

En Haití unas 3.326 familias fueron además trasladadas a refugios provisorios, dijo Gonzague Day.  

“Carpas y techos fueron arrasados por los vientos y árboles arrancados de raíz” por los fuentes temporales de viento y las lluvias torrenciales. En Puerto Príncipe, la electricidad fue cortada y las comunicaciones vía internet estaban “perturbadas”, comprobó por su lado el corresponsal de la AFP.  

En el Golfo de México, los operadores de gas y petróleo se preparaban para la tormenta, y BP evacuaba su plataforma Thunder Horse, la mayor instalación en el mar de perforación y producción del mundo.