Israel acepta corredores humanitarios
tras presiones de la ONU

Naciones Unidas,  (EFE).- Israel aceptó hoy la apertura de un corredor humanitario para ayudar a la población damnificada en el Líbano, en respuesta a las reclamaciones de la mayoría de miembros del Consejo de Seguridad y del secretario general de la ONU, Kofi Annan.

El Consejo analizó la situación en el Líbano y los territorios ocupados, en una sesión informativa en la que participaron los integrantes de la misión mediadora de la ONU que visitó la zona en los últimos días, encabezada por el asesor especial Vijay Nambiar.

Tras ofrecer detalles de sus gestiones diplomáticas, Nambiar indicó que es necesaria una “cierta forma de cese de las hostilidades” para permitir el “acceso de la ayuda humanitaria y reducir el número de víctimas civiles, así como para abrir un proceso político para un alto el fuego duradero”.

Más de 300 personas han muerto en el Líbano a causa de las acciones militares iniciadas hace diez días por Israel contra la milicia libanesa chií Hizbulá, que tiene secuestrados a dos soldados israelíes y ha atacado con misiles ciudades del norte de ese país.

Israel trasladó a los mediadores que no está preparado para negociar con Hizbulá a través de terceras partes, que en el pasado condujeron al canje de prisioneros, y que continuará con sus operaciones militares hasta debilitar a esa organización.

Para el primer ministro de Israel, Ehud Olmert, cualquier proceso de negociación debe garantizar la puesta en libertad de los dos soldados israelíes capturados por Hibulá y el cese del lanzamiento de cohetes a territorio israelí, informó Nambiar.

Por otro lado, el Gobierno del Líbano también les comunicó que “no está en posición de negociar un alto el fuego”, debido a que no están implicados ni con el inicio ni con la continuación de los ataques de las milicias Hizbulá, cuyas actividades desaprueba.

“Es urgente que el gobierno de Israel ofrezca su completa cooperación para un acceso inmediato de la ayuda humanitaria a todos los necesitados”, declaró Nambiar.

El embajador de Israel ante la ONU, Dan Guillerman, se mostró contrario a un cese de las hostilidades, por considerar que tiene que detenerse primero el terrorismo, pero expresó el compromiso de su país a colaborar para que la ayuda humanitaria llegue a la población libanesa.

“Me gustaría informar al Consejo de que vamos a establecer un corredor humanitario de entrada y salida para satisfacer las necesidades de la población afectada”, anunció.

Este corredor se suma a un paso marítimo que Israel se comprometió a abrir entre la isla de Chipre y Beirut, para la evacuación de las personas que quieren abandonar el Líbano y para el paso de ayuda humanitaria a la población.

El representante del Líbano, Nouhad Mahamoud, respondió inmediatamente al anuncio de Guillerman.

“Con la manera en que Israel ha anunciado su aceptación de un corredor humanitario, parece que tuviéramos que homenajearle por su solidaridad después de toda la destrucción que ha infligido y de los bloqueos a los convoyes de ayuda humanitaria”, dijo Mahamoud.

El presidente del Consejo de Seguridad, el embajador francés Jean Marc de la Sabliere, resaltó que no existe un acuerdo entre los miembros de este órgano para un alto el fuego inmediato, pero sí la posición común de mejorar la situación para la población mediante el establecimiento de corredores o una tregua humanitaria.

“Estamos todos preocupados por la cuestión humanitaria. Lo que Francia está pidiendo es, al menos, una tregua humanitaria”, resaltó.

El subsecretario general para Asuntos Humanitarios de la ONU, Jan Egeland, destacó la necesidad de permitir la llegada de “bienes de socorro y trabajadores humanitarios” al Líbano, donde se calcula que existen más de medio millón de desplazados y damnificados.

Denunció que Israel, en contra del derecho humanitario internacional, está destruyendo infraestructuras civiles, especialmente carreteras y puentes lo que impide la distribución de la ayuda humanitaria. EFE