Israel favorece despliegue tropas de Europa en Líbano

http://hoy.com.do/image/article/106/460x390/0/2C41491B-CF55-40CB-A559-3A7A22207C6D.jpeg

JERUSALEN  (AFP) – El primer ministro israelí, Ehud Olmert, se mostró favorable este domingo al despliegue de una fuerza militar “formada por países de la Unión Europea” en Líbano, mientras proseguía la ofensiva en el país vecino contra el Hezbolá chiita, que mató a dos personas en un ataque contra la ciudad israelí de Haifa.

“Israel está de acuerdo en estudiar el despliegue de una fuerza con capacidad militar y una experiencia de combate que estaría formada por estados de la Unión Europea una vez que se fije su mandato”, dijo Olmert.

El primer ministro realizó esta declaración durante una entrevista con el jefe de la diplomacia alemana, Frank-Walter Steinmeier.

Según el primer ministro israelí, el mandato de esta fuerza “deberá obligatoriamente comprender el control de los puntos de paso entre Siria y Líbano, su despliegue en Líbano sur y un apoyo al ejército libanés”.

Olmert precisó que la fuerza tendría particularmente como misión “aplicar plenamente la resolución 1.559 y desmantelar las capacidades (militares) de Hezbolá”. La resolución 1.559 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, adoptada en septiembre de 2004, exige la retirada de todas las fuerzas sirias de Líbano, el desarme de las milicias y el despliegue del ejército libanés en la frontera con Israel.

Paralelamente, Olmert subrayó que Israel no tiene la “intención de atacar Siria. Pero si Siria toma parte en el conflicto actuaremos severamente”. En este sentido, el general Amos Yadlin, jefe de los servicios de inteligencia militares israelíes, indicó horas antes que Israel quiere evitar que su operación militar contra Hezbolá en Líbano provoque una escalada que involucre a Siria e Irán, países que apoyan al movimiento chiita libanés.

“Las operaciones prosiguen pero evitando una escalada con Siria e Irán, países que apoyan a Hezbolá”, declaró Yadlin durante una conferencia de prensa ofrecida en el duodécimo día de la ofensiva del Estado hebreo en Líbano.

El general explicó que “Israel no está interesado en una confrontación con Siria e Irán, pero hará todo lo que pueda para que ambos países suspendan el gran apoyo y ayuda que dan a Hezbolá”. Siria endureció su discurso el domingo y amenazó con “entrar en el conflicto” en Oriente Medio en caso de que Israel invada Líbano.

Al definir los objetivos estratégicos de la operación israelí, el general Yadlin afirmó que uno de ellos es restablecer el poder de disuasión de Israel en la región.

“Debemos reforzar el poder de disuasión de Israel en la región; la seguridad del país se basa en la disuasión”, añadió. El militar israelí aseguró que Israel quiere “instaurar relaciones de Estado a Estado con Líbano y que este país se haga cargo de la responsabilidad de las acciones que se llevan a cabo contra Israel a partir de su territorio”.

   En el duodécimo día de ataques, dos israelíes murieron en la ciudad de Haifa, en el norte del Estado hebreo, al estallar un cohete disparado desde el sur de Líbano por Hezbolá, anunciaron fuentes médicas.