Israel mata 4 palestinos

JERUSALEN (AFP).- El gobierno israelí intentaba minimizar el alcance de la decisión de Estados Unidos de reducir las garantías bancarias acordadas al Estado hebreo en protesta por su política de colonización en los territorios palestinos y la construcción de una línea de separación en Cisjordania, mientras cuatro palestinos murieron ayer miércoles por disparos israelíes.

Un niño palestino de nueve años murió por varios disparos de soldados israelíes en Rafah, al sur de la franja de Gaza, mientras tres palestinos de la misma familia fallecían por la noche cerca de la colonia israelí de Kfar Darom, según responsables palestinos de seguridad.

Fuentes militares israelíes confirmaron la muerte de tres palestinos, afirmando que dos de ellos estaban armados y habían entrado en una zona prohibida.

Con esos tres decesos, las víctimas mortales desde que estalló la Intifada a finales de septiembre de 2000 son ya 3.624, incluidos 2.704 palestinos y 854 israelíes.

En cuanto a la reducción de las garantías bancarias a Israel decidida por Estados Unidos, la ministra israelí para la Integración de los Emigrantes, aseguró que “estas medidas forman parte de nuestros acuerdos tácitos y esto no debe inquietarnos”.

“Lo importante para nosotros es que la barrera de seguridad (el muro que Israel construye en Cisjordania) rodee a un máximo de nuestros ciudadanos-colonos”, agregó refiriéndose a la línea defensiva destinada a impedir la infiltración de kamikazes palestinos en Israel.

Livni reaccionaba de ese modo a la decisión adoptada por Estados Unidos de reducir este año en 289,5 millones de dólares las garantías bancarias que se comprometió a acordar a Israel para permitirle suscribir préstamos.

Esa reducción corresponde a los gastos comprometidos este año para la construcción de las colonias judías en los territorios palestinos y para la línea de seguridad.

Sharon se jacta de haber establecido lazos estrechos de amistad con el presidente estadounidense George W. Bush, pero los norteamericanos manifiestan cada vez más reservas sobre su política.

En un discurso reciente, Bush pidió a Israel que frenara la colonización de los territorios ocupados, pusiera fin a “las humillaciones cotidianas a los palestinos y no prejuzgara el resultado final de las negociaciones construyendo muros”.

Washington aprobó además la adopción por parte del Consejo de Seguridad de la ONU del plan de paz conocido como la Hoja de ruta, algo que Sharon quería evitar a toda costa.

Además, al gobierno israelí le desagrada la buena acogida que dio Estados Unidos a diversos planes de paz alternativos como la Iniciativa de Ginebra, que debe ser lanzada el 1 de diciembre.