Israel suspende los ataques por 48 horas

http://hoy.com.do/image/article/107/460x390/0/A33E793A-2633-4656-BDFC-A976BABF9F6C.jpeg

Jerusalén  (EFE).- Israel suspendió durante 48 horas las operaciones aéreas en el sur del Líbano para que se investigue la masacre de 57 civiles en un bombardeo de la aviación israelí en la localidad libanesa de Qaná, dijeron fuentes diplomáticas norteamericanas citadas por el diario israelí “Haaretz”.

Asimismo, Israel coordinará con la ONU el establecimiento de un corredor de seguridad (o “ventana de salida”, de acuerdo con la denominación empleada) con una vigencia de 24 horas para que los residentes en el sur del Líbano puedan abandonar la zona, si lo desean, indicaron las fuentes.

La muerte de los 57 civiles, de ellos 37 niños, suscitó hoy reacciones en todo el mundo, desde una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU hasta la petición de Washington a Israel de que “tenga más cuidado”.

La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, se quedó en Israel para entrevistarse con el primer ministro israelí, Ehud Olmert, después de conocerse la tragedia, que hace peligrar la posibilidad de una salida diplomática a la actual crisis, que comenzó el pasado día 12 con la muerte de tres soldados israelíes y el secuestro de otros por el grupo chií libanés Hizbulá.

Olmert dijo a Rice que su Ejército necesita entre diez y catorce días para terminar su ofensiva en el Líbano, informó la radio pública israelí.

Se esperaba que Rice hubiera viajado hoy a Beirut para buscar un consenso allí y el miércoles debía presentar un proyecto de resolución en la ONU sobre una posible tregua.

Pero el primer ministro libanés, Fuad Siniora, reconoció hoy implícitamente ante la prensa que pidió a la secretaria de Estado que no viajara al Líbano.

Washington instó a Israel a que “tenga más cuidado”, pero no a un alto el fuego inmediato tras la matanza, calificada de “incidente trágico y terrible” en un comunicado del portavoz de la Casa Blanca, Blair Jones.

El jefe de operaciones de la Fuerza Aérea israelí, el general de brigada Amir Eshel, aseguró en una rueda de prensa que las primeras investigaciones revelan que el edificio fue bombardeado horas antes de que se desplomara.

Según Eshel, “al Ejército no le queda claro la diferencia de horas entre el bombardeo y el desplome”. EFE