Italia envuelta en terror islamista

ROMA (AFP).- Italia, que hasta ahora no ha sufrido graves atentados en su territorio, se ve envuelta en la era del terrorismo con la detención en Roma de uno de los autores de los atentados del 21 de julio en Londres y la esperada adopción de estrictas medidas antiterroristas.

El hombre detenido en Roma, un británico de origen etíope y no somalí como se indicó en un primer momento, reconoció su participación en los fallidos atentados del 21 de julio y precisó que el objetivo no era matar sino “sembrar el miedo”.

Una gran operación realizada por las unidades especiales de la policía italiana permitió la detención del etíope Isaac Hamdi, según la última información de la prensa italiana, y no Osman Hussain como se había informado antes.

“Durante la investigación, ha sido posible establecer la existencia de una importante red de personas pertenecientes a las comunidades eritrea y somalí y al servicio de la protección de la fuga de un prófugo”, declaró el ministro del Interior, Giuseppe Pisanu, en el Parlamento italiano.

El hombre detenido el viernes “entró en contacto con personas originarias del Cuerno de Africa que residen en la provicias de Milán y Brescia (norte de Italia) donde vive un etíope, padre de la novia” del sopechoso, precisó Pisanu.

El ministro agregó que este sábado proseguían los registros a personas que el terrorista había contactado durante su breve estancia en Italia.

“Estudiamos con cuidado lo que nos ha dicho el hombre y hay registros en marcha de los contactos italianos del detenido, al menos una quincena en diferentes provincias italianas”, declaró Pisanu.

El terrorista fue trasladado de la prefectura de policía a una prisión romana donde está aislado en una celda.

Según la prensa, el detenido podría ser extraditado rápidamente a Gran Bretaña.

“Roma, el kamikaze estaba entre nosotros”, “Un terrorista detenido en Roma”, “Los tenemos en casa”, escribe el sábado la prensa italiana para dejar claro que el país, hasta ahora sólo amenazado con atentados a través de los comunicados en internet, ha entrado en la era del terrorismo.

La Cámara de Diputados, reunida este sábado en sesión extraordinaria en presencia del jefe del gobierno Silvio Berlusconi, tenía previsto adoptar un importante paquete de medidas antiterroristas, votadas la víspera en el Senado.

La oposición de centro-izquierda apoya al gobierno en la lucha contra el terrorismo, pero reclama tres modificaciones al proyecto a cambio de retirar el resto de las enmiendas.

Según Luciano Violante, jefe del grupo de de Demócratas de izquierda (DS, principal partido de la oposición), el gobierno ha rechazado estas modificaciones para que se pueda votar a lo largo de la jornada el mismo texto que fue votado en el Senado.

El jefe del gobierno italiano confirmó que el texto será adoptado como está a falta del tiempo necesario para estudiar las modificaciones pero no excluye mejorarlo más tarde.

El gobierno de Berlusconi, uno de los aliados más fieles de la administración estadounidense, suele ser blanco de amenazas terroristas por internet debido a su participación en las operaciones militares en Irak y Afganistán.

El territorio de la península no ha sufrido hasta ahora ningún atentado, pero el ataque perpetrado en noviembre del 2003 contra el contingente italiano en Irak dejó 19 muertos.