Izquierda cierra campaña Uruguay

MONTEVIDEO (AFP).- La izquierda uruguaya y su candidato Tabaré Vázquez realizaron este miércoles el acto final de campaña en Montevideo, con una concurrencia estimada de al menos 200.000 personas, en una demostración de fuerza a cuatro días de las elecciones presidenciales y legislativas.

   “Es el acto más grande de la historia política de Uruguay”, dijo a la AFP el senador de la coalición izquierdista Frente Amplio (FA) Enrique Rubio.

   La agrupación había estimado convocar a entre 400.000 y 500.000 personas, en un país de 3,4 millones. Estimaciones de prensa, antes que comenzara el discurso, calculaban la asistencia en por lo menos 200.000.

   Desde un gigantesco estrado de 25 metros de alto por 30 de ancho, en el que se leía “Cambiemos, Tabaré Presidente, Uruguay de la Gente” con el fondo de franjas azul y blanco de la bandera uruguaya, se podía ver la multitud aglutinada sobre un kilómetro y medio de la avenida Libertador hasta el Palacio Legislativo.

   El Frente Amplio realizó en 1971, su año de nacimiento, una concentración final sobre la misma avenida, pero con el estrado ubicado sobre el Palacio Legislativo y la muchedumbre extendiéndose en el sentido contrario a este miércoles. En aquel multitudinario cierre de campaña electoral se postulaba a la presidencia Líber Seregni (1916-2004).

   “No previmos que la profundización de la crisis, que hizo estragos en la población, fuera acompañada de cambios en la región a la izquierda, con los triunfos de Lula en Brasil y (Nestor) Kirchner en Argentina, que nos llevarán a un cambio en la correlación de fuerzas y que nos permitirá llegar por primera vez al poder”, dijo Rubio a la AFP.

   El fin de semana el Frente Amplio había realizado sendas marchas de automóviles, autobuses y camiones que movilizaron a centenares de miles de personas, según los organizadores.

   Vázquez es el favorito para ganar la elección presidencial del domingo, probablemente sin necesidad de balotaje, según diversas encuestas.

   El líder izquierdista se encamina a un histórico triunfo electoral a través de una estrategia de prometer cambiar a Uruguay en paz, que le ha permitido encabezar holgadamente las encuestas con entre 47% y 55% de las adhesiones, según los sondeos. Para ganar en primera vuelta Vázquez necesita la mitad más uno de votos.

   En segundo lugar, se ubica Jorge Larrañaga, del Partido Nacional (PN, centroderecha), que obtiene de 26% a 34% de las preferencias electorales, y tercero Guillermo Stirling, del gobernante Partido Colorado (centroderecha), que recibe entre 7% y 10% de apoyo.

   La izquierda intentó tranquilizar a los mercados -interno y externo-, y lo consiguió, con la designación de Danilo Astori como eventual ministro de Economía. Es un moderado, partidario del pago puntual de la deuda pública, de políticas fiscal y monetaria realistas, y de asociar a las empresas públicas con privados.

   “Parece que no hubiera elecciones”, comentó Carlos Perera, presidente de la Bolsa de Valores de Montevideo, en referencia al movimiento bursátil, sin grandes alteraciones, a la continua reducción del riesgo país, y a la cotización del dólar, en tendencia a la baja desde junio.

   Casi dos millones y medio de ciudadanos están habilitados para las elecciones que, además, servirán para renovar totalmente el Parlamento de 31 senadores y 99 diputados.

   En las elecciones de 1999, Vázquez obtuvo un 40% de los votos en la primera vuelta, pero después perdió el segundo turno ante el actual presidente, el colorado Jorge Batlle, por 54% a 46%.