Japón respira aliviado tras un nuevo fuerte seísmo y un tsunami en Fukushima

????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????
????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

Tokio. Japón respira aliviado hoy tras el fuerte terremoto y el tsunami que afectaron a la misma zona del país castigada por la catástrofe que en 2011 dañó la central nuclear de Fukushima, sin que en esta ocasión haya habido daños ni incidentes destacables.   El país asiático amaneció hoy sobresaltado por las noticias sobre un fuerte seísmo de 7,4 grados de magnitud en la escala abierta de Ritcher y una alerta de tsunami de hasta tres metros de altura.

El temblor se produjo a las 5.59 hora local (21.59 GMT del lunes) con epicentro en el de Marzo y a 25 kilómetros de profundidad muy cerca de la costa de Fukushima (noreste) y, según la Agencia Meteorológica nipona, se trató de una réplica del gran terremoto de marzo de 2011.   Las autoridades activaron al instante la alerta de evacuación en este litoral ante la posible llegada del tsunami, y todas las miradas se centraron en las plantas de Fukushima Daichi (número 1), accidentada en 2011, y en la cercana número 2, que permanece desactivada desde la catástrofe de hace más de cinco años.

Los medios nipones recogieron impactantes imágenes tomadas desde helicóptero en diferentes puntos de la costa oriental y nororiental del país, que mostraban con claridad olas de ente 30 y 140 centímetros al acercarse a la costa, romper contra el dique instalado frente a Fukushima 1 o remontar el curso de ríos.

Al punto del litoral donde se encuentra la accidentada central llegó una ola de un metro sin que resultaran afectados su funcionamiento ni su seguridad, según informó la operadora Tokyo Electric Power (TEPCO).   Fukushima 1 se encuentra inmersa en un complejo proceso de desmantelamiento que podría alargarse hasta cuatro décadas tras sufrir fusiones parciales en tres de sus reactores por el azote de un tsunami de hasta 13 metros aquel fatídico 11 de marzo de 2011.