Jary: la TV me desvió

http://hoy.com.do/image/article/147/460x390/0/C97C804C-E141-4DC5-A6FD-6B18F29EEA6B.jpeg

JOSELIN RODRÍGUEZ
j.rodriguez@hoy.com.do
En incontables ocasiones se ha visto que salir del anonimato  para pasar a ser una persona famosa ha  transformado la personalidad a más de uno.

 Y es que la fama, aunque no se quiera, llega a mutar la sencilla existencia del individuo, sobre todo, cuando no se cuenta con las herramientas necesarias para enfrentarse a ella.

  Esto es precisamente lo que le ocurrió al comunicador Jary Ramírez, quien  reconoce que a pesar de su formación cristiana y su origen humilde, quizás su arribo  a la televisión le “desvió” del camino correcto.

   “Yo no estaba preparado para lo que ocurrió, era muy fuerte para mí porque no estaba listo para ese momento cuando llegué de un barrio de Haina a la capital, donde la gente no me conocía. Ese proceso no lo supe manejar, pero hoy día estoy más maduro y ya sé qué quiero en la vida, pues todo es efímero y pasajero”, reflexionó Jary en una entrevista para ¡ALEGRÍA!

El joven afirmó que hubo una época  en la que era muy “pedante” y “materialista”, pues según confesó,  llevó una vida desorganizada, en la que derrochaba el dinero en  lujos y en ropas y accesorios de marca.

Pese a todos los problemas que le pudo acarrear la fama, Jary aseguró que por su mente no pasó la idea de experimentar con las drogas, como en algunos casos suele suceder.

“Yo no llegué a consumirlas, ni siquiera las conozco; estoy muy claro en lo que quiero, aunque este medio se sabe que es fuerte. Aquí hay mucha gente  que las usa (las drogas). Entre los artistas, eso es claro. Conozco a muchos que para poder subir a un escenario tienen que usarla, si no no se sienten ser ellos. Pero no puedo identificarlos ni tampoco calentarlos”, explicó Jary sin querer entrar en más detalles.

Transformación.  Para muchos ha sido casi un shock la bomba que Jary  dejó caer al decir que ya no es gay, desde que hace unos seis meses nuevamente aceptó a Cristo en su ser.

“Yo tengo la formación de una familia cristiana y sabía que en algún momento  tenía que volver a Dios porque cuando en la vida logras cosas materiales, una buena posición económica, pero sientes un vacío  que se ahonda cuando llegas a tu casa y las luces se apagan; esta situación se puede remediar buscando a Dios y confiándole a él tus problemas”.

El comunicador dijo que ha sentido que en los últimos meses  el Señor ha obrado en su vida  mediante revelaciones,  sueños y de los hermanos de la iglesia.

 Como parte de su proceso de transformación, Jary informó que desde hace un año y cuatro meses no tiene pareja.

“La gente no entiende que dejar de ser gay es un proceso, hasta me han caído encima por eso, pero para Dios nada es imposible. De hecho tú tienes tu condición, pero alejándote de ese mundo, de la vida que llevabas antes y de ese entorno me ha hecho cambiar. Hay tentaciones, porque la carne es así. Yo lo veo de esa manera”.

Romper barreras.  Jary se considera como el pionero, la persona que sentó un precedente para que otros  que también eran homosexuales, pudieran ingresar a la televisión. Dice que sus inicios en la comunicación fueron muy  difíciles.

Las frases

Ya los canales han abierto sus puertas a los que son gay, pero aquí hay muchos que tienen doble moral y doble vida aunque los veas con saco y corbata, pero la gente no los identifica, quizás por el respeto que le tienen y todo eso, pero así es peor porque no están siendo sinceros con el público”.

Siempre dije que iba a ser auténtico”.

Antecedentes

El comienzo

Jary Ramírez cumplirá el 12 de julio diez años en la televisión. Su debut fue en el programa “A nivel” que conducía Marina Frías.  Empezó comentado noticias del espectáculo. En el periódico HOY trabajó como vendedor durante cinco años. Luego pasó al Canal 21 junto a Marisol Camilo, de ahí pasa al Canal 11 con las hermanas Grullón en el espacio “Día tras día”. Ahora está estabilizado con su  “Noti espectáculo”.