Jean Paul Gaultier rinde homenaje a su musa de los años 80

29_01_2016 HOY_VIERNES_290116_ ¡Vivir!6 C

París. –La Alta Costura homenajeó ayer tiempos pasados que han dejado impronta: un viaje a la India de principios del siglo XX de la mano de Elie Saab o una fiesta de los años 80 en la discoteca más famosa de París con la cantante Edwige Belmore, cortesía de Jean Paul Gaultier.

Gaultier mantuvo la emoción y la diversión a flor de piel durante todo el desfile con un homenaje a la que fuera su musa, la cantante Edwige Belmore, “el más bello ángel platino jamás conocido”, según Gaultier.

Belmore, que murió el pasado mes de septiembre, fue una figura inolvidable de la escena parisina en los años 80 gracias a su estética andrógina, su pelo platino y su look punk.

El escenario fue una recreación de la discoteca Platino, una legendaria sala de fiestas que vio pasar a lo más moderno del momento en la ciudad de las luces.

Con un modelo representando a Belmore en la entrada de una puerta que simulaba la entrada del “Palace”, las chicas de Gaultier salían de la discoteca para desfilar fumando, bebiendo champán en copas o refrescos en latas, pero siempre con mucha, mucha actitud.

Prendas de hombre adaptadas a la silueta femenina con chaquetas masculinas que se convierten en vestidos, o que se posan en los hombros sobre vestidos lenceros. Los pantalones se llevan con camisas, tirantes y corbata y amplias chaquetas atadas a la cintura con estampados de rayas o de pañuelos adornados con lentejuelas y detalles en raso. El peinado fue tan punk como la actitud de las modelos, que hablaban entre

ellas durante el desfile.