JEFE DE LA POLICIA NACIONAL
El Plan de Seguridad Democrática ha logrado reducir la criminalidad

http://hoy.com.do/image/article/330/460x390/0/BFCDF686-6C88-46AC-B615-814806902C4A.jpeg

POR LEONORA RAMÍREZ S.
El éxito del Plan de Seguridad Democrática se verifica con la reducción de la criminalidad, ya que en octubre de este año sólo se registraron 91 homicidios en todo el país, 50 menos que en el mismo mes del 2005, cuando se reportaron 141 casos, de acuerdo con los datos aportados por el mayor general Bernardo Santana Páez, jefe de la Policía Nacional.

Las estadísticas de la institución del orden  indican que en septiembre del 2006  ocurrieron 116 homicidios, en agosto 104, en julio 160, en junio 147, en mayo 160,  en abril 151, en marzo 145, en febrero 163, y en enero 140.

La tasa de homicidios del 2004 fue de 25%, en el 2005 de 24.62%, en el 2003 de 21.6%, en el 2002 de 14.6%, en el 2001 de 12.4%, en el 2000 de 13.8%, y en 1999 de 14.4%. En ese sentido, Santana Páez manifestó que la tasa de homicidios es un referente internacional que utilizan la mayoría de los países para medir la criminalidad.

Asimismo, resaltó que al llegar a la jefatura de la Policía encontró una situación muy difícil por el auge de la violencia y la delincuencia, y la carencia de planes para combatir esa problemática.

El Plan de Seguridad Democrática, que se inició el 19  de agosto del  2005 en el sector Capotillo del Distrito Nacional, como respuesta al incremento de la criminalidad, se convirtió en un referente de trabajo para enfrentar  los referidos flagelos, dijo el jefe policial en el almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio.

SE PRIORIZA LA PREVENCION

Al definir las áreas de acción del Plan de Seguridad Democrática dijo que, en su contexto general, establece que se debe trabajar con un modelo de de policía preventiva, que era inexistente en la estructura de la Policía Nacional.

 “En la  República Dominicana no había tradición de policía preventiva, porque lo que se priorizaba era un bloque de investigación criminal que actuara cuando ya se  había cometido el delito.

“Por eso empezamos a trabajar en el  Distrito Nacional con la prevención de la criminalidad, y en ese sentido esa demarcación se dividió en cinco zonas que eran responsabilidad de igual cantidad de coroneles”.

A ese esquema se integraron agentes policiales que estaban asignados a otras áreas muy disímiles de la vigilancia, así como policías investigadores que carecían de las herramientas científicas para realizar ese tipo trabajo.

“Las medidas de prevención tambien se llevaron hacia la Provincia de Santo Domingo, y nos sentimos muy bien porque el índice de criminalidad en su tasa de homicidios  ha bajado, y eso ha sido muy significativo porque lo que hemos hecho es virar la tortilla, porque antes el coronel se quedaba en el cuartel esperando el reporte de un hecho delictivo, pero ahora no”.

LINEAS MAESTRAS DEL PLAN DE SEGURIDAD

El Plan de Seguridad Democrática está sustentado en seis áreas: el desarrollo de una policía preventiva, la aplicación de una reforma académica para mejorar la formación de los policías, la implementación de un moderno sistema de investigación criminal, el acercamiento de la Policía Nacional a la sociedad civil a través de la Policía Comunitaria.

Asimismo, el diseño y organización gerencial para obtener una mayor eficiencia administrativa, y el desarrollo de un programa efectivo de Asuntos Internos, que es responsable del control sistemático de la corrupción y de la profesionalización de sus miembros en materia tecnológica.

El referido programa preventivo se amplió en enero del 2006 a  9 barrios de la zona Norte del  Distrito Nacional, y el primero de abril del 2006 a 13 sectores de Santiago.

En Santo Domingo se aplica en los sectores Capotillo,  24 de Abril, 27 de Febrero, Espaillat, Luperón, Guachupita, Gualey, La Zurza, Las Cañitas, Los Guandules, Simón Bolívar, Villas Agrícolas y La Ciénaga.

Respecto a la Provincia de Santo Domingo, desde el 18 de septiembre del 2006 se toman medidas especiales contra la delincuencia.

Con relación a Santiago, el Plan funciona en Cienfuegos, Monte Rico,  Ensanche Espaillat, Ensanche Bermúdez, La Otra Banda, Bella Vista, La Yagüita de Pastor, Pekín, Gurabo, Arroyo Hondo,  Mari López y La Joya.

Para la prevención de crímenes delitos  están en ejecución programas de vigilancia especial en zonas universitarias  y turísticas de Santo Domingo y Santiago.