Jefes de Estado y Gobierno debaten
sobre el desarrollo del Caribe

http://hoy.com.do/image/article/59/460x390/0/1B6A9679-29A6-4C30-A3F3-ED9C9F6F7C93.jpeg

Panamá, 29 jul (EFE).- Los Jefes de Estado y de Gobierno de los países que integran la Asociación de Estados del Caribe (AEC) discutirán hoy en la capital panameña alianzas de cooperación y solidaridad para lograr el desarrollo del Caribe.

Los mandatarios, que participan en la IV Cumbre de la AEC, analizarán en un hotel ubicado frente a la bahía de Panamá la declaración preparada ayer, jueves, por sus cancilleres, con resoluciones sobre cooperación mutua en materia de comercio, turismo y transporte, además de debatir sobre el hambre y la pobreza.

En la cita participarán los presidentes de México, Vicente Fox; de la República Dominicana, Leonel Fernández; de Costa Rica, Abel Pacheco; de El Salvador, Elías Antonio Saca; de Haití, Maitre Boniface Alexandre, y de Colombia, Alvaro Uribe.

   También asisten los primeros ministros de Trinidad y Tobago, Patrick Manning; de Belice, Said Musa, y Jamaica, Percival Jameson Patterson, mientras que el resto de los 25 miembros de la AEC estarán representados por altos cargos.

   Los jefes de Estado de Venezuela, Hugo Chavez, y Nicaragua, Enrique Bolaños, cancelaron el miércoles su participación: el primero alegando “razones no previstas” y el segundo, por el fallecimiento de su hijo Jorge Bolaños Abaunza en Miami (EEUU).

   Fuentes diplomáticas indicaron a EFE que la agenda que discutirán los mandatarios girará en torno a la prevención y mitigación de desastres naturales, estrategias para hacer frente al alza en los precios de los combustibles, y combate del sida y del terrorismo internacional.

   También conocerán una propuesta para combatir el hambre y la pobreza en los países de la AEC presentada por el Programa Mundial de Alimentos (PMA), en el marco del cumplimiento de las Metas del Milenio aprobadas en 2000 por la asamblea general de la ONU, así como una declaración de apoyo sobre la crisis política de Haití.

   El presidente de Costa Rica, Abel Pacheco, indicó a EFE que “el Caribe puede convertirse en el nuevo Mediterráneo”, porque durante esta Cumbre “se está gestando lo que puede ser una futura Federación Caribe, la cual creo que algún día llegaremos a conformar”.

   El deseo del presidente interino de Haití, Boniface Alexandre, es que esta Cumbre logre “un verdadero pacto de solidaridad regional que incluya, además de los puntos claves de la AEC, el respeto de la gobernabilidad política”.

   El mandatario haitiano destacó a la prensa que la AEC celebra sus diez años de existencia “en un contexto frágil y difícil, afectado sobre todo por el resurgimiento en algunas partes del mundo de los viejos demonios del miedo, el terror y el empeoramiento de las condiciones de vida de las mayorías”.

   En la inauguración oficial de la Cumbre, anoche, los presidentes Fox y Torrijos hicieron un llamamiento para estrechar los lazos de cooperación y solidaridad entre las naciones que integran el gran Caribe y combatir el hambre y la pobreza.

   “Hagamos del Caribe un polo de desarrollo económico que genere mejores condiciones de vida para todos” sus habitantes, señaló Fox, que preside el Consejo de Ministros de la AEC.

   Torrijos, por su parte, precisó que el hambre y la pobreza que afectan a los países que comparten el Caribe son asuntos que se han incorporado a la agenda de la AEC “con el propósito de encontrar soluciones de carácter permanente, inspiradas en un sentimiento de solidaridad” hacia los más necesitados, discriminados y excluidos.

   Afrontar directamente los problemas sociales que afectan a la región “tiene relación con nuestros deberes de fortalecer la democracia”, que, hasta ahora, no ha tenido capacidad ni disposición “para resolver problemas como el hambre y la desnutrición”, explicó el presidente panameño.

   La AEC, creada en 1994, está integrada por 25 países: catorce de la Comunidad del Caribe (Caricom), el Grupo de los Tres (G-3) -Colombia, México y Venezuela-, los seis países centroamericanos, Cuba y la República Dominicana. EFE