Jesse Owens Víctima del racismo

El sobresaliente atleta Jesse Owens, se convirtió en el primer atleta que domina unos Juegos Olímpicos, donde ganó cuatro medallas  oro en atletismo, pero su hazaña no valió para  dos presidentes de las principales potencias del mundo, que se negaron a darle la mano, por su origen Afromaricano (negro), acción catalogada como  una actitud de  racismo  para un ser humano.

Nació el 12 de septiembre de 1913, en Alabama, Estados Unidos, hijo de negros y de  esclavos, no  se amilanó con su color y logró superar a todos los adversarios  durante las competencias, así como en la universidad que lo “aislaban”, de los lugares donde estaban los blancos.

 En los Juegos Olímpicos de 1936, en Berlín, Alemania, ganó cuatro medallas de oro, pero esto no le interesó al presidente de Alemania Adolf Hitler, quien celebró  el evento para demostrar su poderío de su raza aria,  se negó a darle la mano y no aplaudió  cuando ganó, como  se manifestaba  con los atletas blancos,  además el presidente de los Estados  Unidos, Franklin  Delano Roosevelt, se  negó a recibirlo en la Casa Blanca, como recibió a los demás miembros de la delegación norteamericana que participó en  la justa. Apesar de ser un atleta extraordinario no podía entrar a los restaurantes y  en los autobuses lo montaban en la parte   de atrás (en la cocina).

KJames Cleveland “Jesse” Owens (*12 de septiembre de 1913  y falleció el 31 de marzo de 1980) fue un popular atleta estadounidense de origen afroamericano. En los en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936,  consiguió fama internacional al conseguir cuatro medallas de oro: 100 metros lisos, 200 metros lisos, salto de longitud y como participante del equipo ganador en la carreras de relevos 4×100 metros.  Era el séptimo de los 11 hijos de Henry y Emma Owens. Owens era el nieto de un esclavo y el hijo de un granjero. Siempre atribuyó su exitosa carrera en el atletismo al estimulo de su entrenador durante sus estudios en el instituro Fairview Junior High, Charles Riley, que le introdujo al atletismo. Riley, junto Harrison Dillard, un atleta de Cleveland, inspiraron al joven Owens. Como Owens trabajaba arreglando zapatos después de la escuela, Riley permitió a Jesse entrenar antes de las clases, en vez de en el horario habitual de los entrenamientos. Empezó a destacar a nivel nacional en 1933 cuando, como estudiante del instituto East Technical High School de Cleveland, rompe el récord mundial de salto de longitud para estudiantes de instituto, con una marca de 7,55 metros e iguala el récord mundial en 100 metros lisos con una marca de 10,4 segundos.

Muchas universidades quieren ficharle, pero finalmente, Owens escoge la Universidad Estatal de Ohio y sólo después que le prometieran trabajo a él y a su padre, asegurándose la estabilidad económica de su familia. Durante esta época, en la que se le apoda cariñosamente como “Buckeye Bullet”, consigue el récord de ocho campeonatos NCAA (National Collegiate Athletic Association): cuatro en 1935 y otros cuatro en 1936. El récord de cuatro oro en un año en la NCAA sólo ha sido igualado por Xavier Carter, en 2006, pero sus títulos incluyen la medallas de las carreras por relevos. La mayor hazaña de Owens se produce en un lapso de 45 minutos el 25 de mayo de 1935, durante la Big Ten Conference en Ann Arbor, Míchigan, donde estableció cuatro récords mundiales. Iguala el récord mundial de 100 yardas (91 metros en 9,4 segundos) y rompe los récord mundiales de salto de longitud (8,13 metros, un récord que duró 25 años), 220 yardas (201 metros) lisas (20,3 segundos) y 220 yardas vallas (22,6 segundos, convirtiéndose en la primera persona en bajar de los 23 segundos). Esta increíble gesta, es considerada una de las más grandes proezas del atletismo de todos los tiempo. A raíz de este día, se le empieza a conocer con el sobrenombre de el “Antílope de Ébano”.  En 1936, Owens viaja a Berlín, Alemania, para participar con el equipo de Estados Unidos en los Juegos Olimpicos . Mientras tanto, la propaganda nazi, promueve el concepto de la superioridad de la raza aria y muestra a los de origen africano (llamándolos bastardos de Renania) como inferiores. Causó una gran sorpresa al ganar cuatro medallas de oro: el 3 de agosto en los 100 metros lisos derrotando a Ralph Metcalfe; el 4 de agosto en salto de longitud.

Las frases

Jesse Owens

Tuve que imponerme a todos los atletas  y vencer el  racismo, principalmente en Alemania con el presidente Hitller”.

Delano Roosevelt

  Realizó una gran hazaña para los estados Unidos, durante los Juegos Olímpicos en Berlín en 1936”.

Las claves

1.   Hijo de negros y nieto de esclavo

Jesse Owens, hijo de negro y  nieto de esclavo, nació en Alabama, pero su familia se fue a vivir a Cleveland.

2.  Estudios universitarios

Por su calidad como atleta, varias universidades le ofrecieron becas, aceptó una y puso como condición que le dieran trabajo a su padre, para poder comer.

3.  Trabajó como zapatero

Cuando no tenía clases, trabajaba como zapatero, para poder ayudar a sus padres, ya que eran muchos hermanos.