Jintao llama condonar deuda a países pobres

http://hoy.com.do/image/article/34/460x390/0/C2165085-5353-4DA7-8B7A-8F57DB6D64C6.jpeg

SANTIAGO DE CHILE (EFE).- El presidente de China, Hu Jintao, llamó ayer a los países industrializados a esforzarse en mejorar la cooperación con los que están en vías de desarrollo, aumentar las ayudas hacia ellos y condonar sus deudas. “Antes que nada debemos promover un desarrollo saludable en los países menos desarrollados y mantener un crecimiento económico sostenido en el mundo”, señaló Hu en su discurso ante los empresarios del Consejo Asesor Empresarial (ABAC).

   Más de 50 empresarios de países de la región Asia-Pacífico que participan “APEC CEO Summit 2004,” un foro para hombres de negocios paralelo a la Cumbre de Líderes que se celebra en Chile, escucharon las palabras del mandatario chino.

   Ante la audiencia, Hu abogó por reforzar un modelo de cooperación en la que todos los países ganen, para lo cual “es esencial primero asegurar el desarrollo de los países en desarrollo”.

   “Los países desarrollados deben reducir y perdonar las deudas que deben los países menos desarrollados, y otorgarles más ayuda oficial sin condicionamientos”, dijo.

   El presidente de China, una de las economías que más expectación han levantado en el Foro APEC 2004, apuntó a que hay que hacer más para que los menos favorecidos “utilicen sus recursos humanos, desarrollen su ciencia y tecnología, alcancen sus topes de mercado y construyan una capacidad propia de desarrollo”.

   “Mientras el diálogo Norte-Sur se debe seguir promoviendo, la cooperación Sur-Sur debe ser ampliada con más formas de cooperación económica y científica y con esfuerzos para minimizar los riesgos de la globalización para ellos”, añadió el presidente chino.

   Hu llamó también a los empresarios a tener en cuenta el medio ambiente en sus iniciativas para posibilitar un desarrollo sustentable auténtico.

   “De este modo, ese desarrollo se debe perseguir sobre la base de las tecnologías, buenos retornos económicos, bajos niveles de consumo, contaminación mínima y optimización del potencial humano”, detalló.

   Además pidió devolver al hombre al centro de ese modelo de desarrollo renovado que propuso, con vocación social, y acelerar la cooperación técnica y científica para promover un desarrollo más justo de la competitividad.

   “China es un gran país en desarrollo con un enorme sentido de responsabilidad. Estamos dispuestos a contribuir con una cooperación en la que todos ganen en busca de un desarrollo sustentable”, dijo Hu.

   El gobernante chino reconoció que la economía china, fundamental para muchos de los países de la cuenca Asia-Pacífico, está en “buena forma” pero “no libre de problemas”.

   “En este momento la economía de China está en equilibrio. En los primeros nueve meses del año el PIB de China creció un 9,5 por ciento, las importaciones y exportaciones lo hicieron un 36,7 por ciento y la inversión extranjera directa lo hizo un 21 por ciento”, recordó.

   “Una China más próspera ofrecerá más oportunidades de negocio al resto del mundo. China representa un mercado exportador de 500.000 millones de dólares y va a seguir abriéndose para tener una participación más activa en la globalización”, añadió.

   Finalmente, el presidente chino llamó a la comunidad empresarial a participar del proyecto de desarrollo propuesto y a ayudar a construir sociedades con más igualdad.