Joaquín Lorente: “La suerte es el azar aprovechado”

http://hoy.com.do/image/article/479/460x390/0/EB7DF648-8A3C-4C6F-ABE1-F369672318D5.jpeg

EFE-REPORTAJES. “La  suerte es el azar aprovechado”, asegura uno de los más  prestigiosos publicistas internacionales, Joaquín Lorente (Barcelona, España, 1943). Adicto al trabajo o “workaholic”, como se autodefine, decidió aparcar hace poco su exitosa carrera profesional para reflexionar, dar conferencias y escribir sobre su experiencia vital tras cuarenta y cinco años sin parar.

Para Lorente, paradigma de una vida rompedora y puntera en el mundo de la creatividad y la comunicación durante casi cinco décadas,   “somos frutos del azar desde nuestra  fecundación y hemos de aprovechar todas las oportunidades con una actitud receptiva y activa si queremos triunfar en esta vida,”.

Así, el azar brinda las oportunidades, pero el sujeto ha de estar pendiente de ellas para cazarlas al vuelo y no desaprovecharlas, “con constancia, olfato y mucho coraje y, por supuesto, dedicando un tiempo diario a pensar y reflexionar como ejercicio vital”, asegura este experto en su último libro “Piensa es gratis, 84 ideas para potenciar el talento” (editorial Planeta).

El talento  universal

Este comunicador asegura que todo el mundo nace con un gran potencial dormido para desarrollar su talento, aunque la mayoría se acople a los valores de la sociedad actual, “basados en la arrogancia y en la fama insustancial”,     Lorente niega que alguien nazca predestinado al fracaso “ya que todos  conocemos personas que, proviniendo de la nada cotidiana, han alcanzado importante metas en todas las ramas del saber y del hacer”.   Con más de  cien premios internacionales de publicidad en su haber,  asesor de políticos como el ex  presidente del gobierno español  Felipe González o el  ex presidente del gobierno autónomo catalán  Jordi Pujol, Lorente basa sus pilares ideológicos en el azar y el pensamiento, “que sirve como palanca para hallar y activar nuestros grandes sueños y para germinar e impulsar nuevas ilusiones”.

La importancia de marcarse una meta.  “Si no sabes lo que persigues, nunca sabrás hacia dónde vas”, sentencia a continuación  Lorente, ideólogo de la imagen de marcas  internacionales como Iberdrola, BBVA, Camper,  Fagor , Allianz, Dodot  o Evax, entre otras muchas.

Una vez trazado un objetivo, hay que eliminar  los obstáculos que nos desvían de la meta buscada “para entrar en un proceso de sublime introversión, de volar entre nuestros deseos hasta que la pista despegue y nuestra propia energía sirva para alzarnos, conscientes de que el  único freno será el punto sin retorno que nos marca nuestra biología”, remacha este experto.    Y, tras definir la meta soñada, viene el trabajo más duro: pisar fuertemente la realidad y  bajar a tierra firme “porque  el pragmatismo es el tren de aterrizaje de los sueños”, advierte  Joaquín Lorente.

El secreto del triunfo

Asegura que “triunfar es convencer de que aquello que ofreces interesa,  de que lo que presentas ha de ser único y distinto y tú  has de estar convencido de ello, creerte  a pies juntillas que lo tuyo es lo mejor”.   

Llegados a este punto, el experto da un golpe de tuerca más y explica cómo ser genial, cómo romper lo establecido. “Cada vez que un ser humano apura y exprime todas la preguntas y transforma su inconformismo en energía y  fuerza, transgrediendo las barreras de lo formalmente aceptado, está naciendo un posible genio”,  asegura.

Y para ser un triunfador en la vida, Lorente aconseja hacer caso a Arquímedes y “utilizar palancas” con humildad, aportando curiosidad, una mente sin perjuicios, positiva, estando abiertos siempre a nuevos  retos y huyendo de la arrogancia, la incomunicación, la cobardía, la indolencia o el miedo a lo desconocido”.