¡Johnny Damon sorprendió!

http://hoy.com.do/image/article/31/460x390/0/FCF413F9-909C-4032-9888-1DC116CF43DC.jpeg

POR DIONISIO SOLDEVILA
El primer bate de los Medias Rojas de Boston, Johnny Damon, sorprendió ayer al disparar dos cuadrangulares y darle a su equipo una ventaja cómoda contra los Yanquis de Nueva York en el séptimo juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Damon pegó el primero de sus dos vuelacercas con las bases llenas contra el relevista Javier Vázquez para poner el partido 6-0 a favor de los Medias Rojas, que nunca estuvieron debajo en el encuentro.

Su segundo fue con un hombre en base en la parte alta de la cuarta entrada, el cual puso el partido 8-1.

Damon había estado arrastrando el bate toda la postemporada y se había ido de 10-2 antes del encuentro de ayer.

BROWN DEFRAUDÓ

El derecho de los Yanquis, Kevin Brown defraudó en su apertura de anoche en el séptimo juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana contra los Medias Rojas de Boston.

Brown apenas pudo tolerar una entrada y un tercio contra una potente ofensiva de Boston que arrancó rápido y con fiereza ante un Brown que lució débil en sus envíos al plato.

En el primer episodio, el bateador designado David Ortiz conectó cuadrangular luego de que su compañero Manny Ramírez ligara un sencillo. En ese momento el juego se colocó 2-0.

Para la segunda entrada, Brown inició sacando a Trot Nixon, pero Kevin Millar le ligó sencillo y después vinieron dos transferencias consecutivas a Orlando Cabrera y Bill Mueller y Joe Torre se cansó de ver a su abridor zozobrando y lo envió a las duchas.

Pero lo que sucedió luego debe haber caído como un balde de agua fría sobre el capataz de los Yanquis ya que al traer a Javier Vázquez a lanzar, Johnny Damon, quien se había ido de 10-2 en la Serie de Campeonato, pegó un cuadrangular con las bases llenas que puso el juego 6-0 a favor de Boston, que comenzó la serie contra Nueva York perdiendo los primeros tres partidos, para luego empatar y convertirse en el primer equipo en toda la historia de la postemporada que se coloca debajo 0-3 y luego fuerza un séptimo juego.

El trabajo de Brown fue de una entrada y un tercio en la que toleró cuatro indiscutibles y cinco carreras limpias.