Johnny Depp y Amber Heard enfrentan cuesta arriba en sus carreras

Johnny Depp y Amber Heard enfrentan cuesta arriba en sus carreras

Johnny Depp, y Amber Heard durante la presentación de argumentos finales del juicio (AP)

Tras un explosivo juicio de seis semanas por difamación seguido por millones en redes sociales y en televisión en vivo, Johnny Depp y Amber Heard enfrentan cada uno una cuesta arriba por tratar de reconstruir su imagen y su carrera.

Depp ya tiene la ventaja, el veredicto del jurado del miércoles favorece principalmente su versión de los hechos: que su exesposa lo difamó al acusarlo de abuso.

“Depp tiene que escalar una colina. Heard tiene que escalar una montaña”, dijo Eric Dezenhall, un especialista en manejo de crisis que trabaja en Washington y no estuvo involucrado en el caso.

“Si Depp mantiene sus expectativas razonables y comprende que es poco probable que llegue a sus cimas anteriores, puede tener una carrera sólida si toma las cosas con calma. Al final de cuentas, fue reinvindicado en la corte, no fue declarado un santo”.

Lee más: Depp-Heard: las insospechadas consecuencias que puede tener «el juicio en TikTok»

El actor Johnny Depp saluda a sus seguidores al salir del Tribunal del Condado (Foto AP/Craig Hudson)

El reto para Heard, dijo Dezenhall, es que correcta o incorrectamente algunos creen que abusó e incluso deslustró el movimiento #MeToo.

Tras el juicio, en el que se enfrentaba lo que dijo él con lo que dijo ella, el veredicto entregado en el condado de Fairfax, Virginia, concluyó que Depp había sido difamado por tres afirmaciones en un artículo de opinión de 2018 escrito por Heard en el que se identificó como víctima de abuso.

El jurado le otorgó al astro de “Pirates of the Caribbean” (“Piratas del Caribe”) más de 10 millones de dólares.

El jurado también concluyó que Heard fue difamada por un antiguo abogado de Depp, quien la acusó de hacer engaños sobre las acusaciones de abuso. A ella le otorgaron dos millones de dólares.

Ya que esos casos son notoriamente difíciles de ganar, ¿la ruta de la difamación era el camino a seguir? Algunos observadores con experiencia en casos prominentes consideran que la decisión de Depp de demandar, a pesar de que eso significó llevar su vida personal y la de Heard al lodo, fue un último intento por impulsar su atractivo estelar tras su demanda fallida por difamación en Londres contra el diario The Sun que lo describió como un “marido golpeador”.

También leer: Amber Heard no tiene los USD 10 millones para pagarle a Johnny Depp
Amber Heard abraza a su abogada Elaine Bredehoft mientras Benjamin Rottenborn observa después de que fue leido el veredicto (Evelyn Hockstein/Pool via AP)

“Creo que el caso de difamación fue un avemaría”, dijo David Glass, un abogado civil de Los Ángeles con un doctorado en psicología.

Tras estar casados sólo por 15 meses, Depp demandó a Heard por 50 millones de dólares por el artículo de opinión publicado en el diario The Washington Post en el que ella se calificó a sí misma como “una figura pública que representa el abuso doméstico”.

Ella no identificó a Depp por su nombre, y el artículo fue publicado dos años después de que ella comenzó a hacer acusaciones públicas contra él.

Heard contrademandó por 100 millones de dólares, acusando al actor de difamarla con las acusaciones de engaño hechas por el abogado Adam Waldman.

Muchos de los últimos días del juicio se enfocaron en los efectos de ambas afirmaciones. Depp testificó: “Perdí casi todo”, y Heard lo acuso de tratar de borrar su capacidad para trabajar.

“Ahora, parada aquí hoy, no puedo tener una carrera”, testificó Heard al final del juicio. “Espero recuperar mi voz. Eso es todo lo que quiero”.

Más leídas