Johnny Ventura: Historia, merengue y símbolo

Johnny Ventura: Historia, merengue y símbolo

Samuel Luna

El merengue recoge la historia de la nación, es el baile del pueblo dominicano, articula e interpreta de forma alegre los hechos políticos. El merengue denuncia las injusticias y actúa como una herramienta contestataria. El merengue recoge el tiempo perdido y nos hace recordar aquellos hombres y mujeres que hoy descansan en el polvo caribeño.

Johnny capitalizó la realidad de que el merengue es un símbolo, es más que sonidos secos y espontáneos; más que un género y, que un grito pariendo una catarsis desenfrenada; y justamente en ese caldo de expresiones cargadas de notas musicales, surge Johnny Ventura como una figura simbólica. El entendió el poder del arte, logró fusionar alegría con la realidad social del pueblo dominicano; su papel no se limitó al gozo sin contexto, de forma sabia logró restaurar aquellas raíces taínas, africanas y españolas. Logró revivir la expresión intrínseca de una etnia rítmica creada por Dios.

Muchos no han entendido la dimensión antropológica del merengue, y yo me pregunto, ¿y Johnny Ventura la supo? Creo que él logró ver una herramienta para reivindicar las expresiones  artísticas desaparecidas. El merengue es un símbolo nacional. Es tan así que, la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró el 30 de noviembre de 2016, el merengue de República Dominicana Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El territorio isleño precolombino ha sido testigo de manifestaciones culturales y de bailes. Sería sabio recordar la cita del escritor  J. M. Coopersmith, citando al Padre Las Casas, el expresa que los taínos  estaban acostumbrados a bailar mucho. Otro escritor, militar y colonizador, Gonzalo Fernández de Oviedo Valdés, nos relata:
«Tenían esas gentes una buena e gentil manera de memorar las cosas pasadas e antiguas; y esto era en sus cantares e bailes, que ellos llamaban areito, que es lo mismo que nosotros llamamos bailar cantando…dicen sus memorias e historias pasadas, y en esos cantares relatan de la manera que murieron los caciques pasados, y cuántos y cuáles fueron, e otras cosas que ellos quieren que no se olviden».

Entre el areito y el merengue existe una correlación, ambos son instrumentos de comunicación. El areito desapareció debido a la colonización brutal, el merengue no ha desaparecido, pero la mutaciones de géneros musicales están afectando la esencia del merengue, la penetración cultural y las redes virtuales hacen que el merengue sea golpeado y simplificado. Sin embargo, gracias a símbolos como Johnny Ventura y otros artistas, el merengue se ha mantenido y se mantendrá  como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Johnny Ventura, ya no está, pero el merengue que él enarboló estará presente en las próximas generaciones en forma de historia, de símbolo y como una herramienta contestataria.

Publicaciones Relacionadas