Johnny Ventura relata parte de su adolescencia en visita al Consulado de RD en NY

El cónsul Eduardo Selman, segundo desde izquierda, junto a Johnny Ventura, a su derecha; Ángela Fernández, presidenta del Desfile Dominicano de Nueva York y Benny Lorenzo, secretario, fuente externa
El cónsul Eduardo Selman, segundo desde izquierda, junto a Johnny Ventura, a su derecha; Ángela Fernández, presidenta del Desfile Dominicano de Nueva York y Benny Lorenzo, secretario, fuente externa

El merenguero  Johnny Ventura visitó el  Consulado dominicano en Nueva York  donde relató sus vivencias de adolecente, conversó sobre temas culturales, el éxito de sus actuaciones en varios países, entre ellos Cuba.

Ventura estuvo acompañado por su esposa Nelly Josefina Flores de Ventura, su hijo Juan José Ventura y varios nietos,  el cónsul dominicano en esta ciudad Eduardo Selman declaró el jueves como “Un día de regocijo para el Consulado”.

Volver a Cuba. El intérprete de “Salsa para tu lechón”,   le contó sus éxitos obtenidos en Cuba, donde tuvo cuatro presentaciones, dos en el teatro Heredia y dos en el teatro Carlos Marx, de Santiago y La Habana , respectivamente.

“Salir por las calles de Cuba era como salir prácticamente por las calles de la República Dominicana y los cubanos me conocían igualito que en mi país, me esperaban con mucho cariño y así fue”, dijo Ventura.

En Cuba, el merenguero recibió el “Premio Internacional Miguel Matamoros”, en su segunda edición, siendo el galardonado en la primera el año pasado el artista español Danny Rivera y el tercer premiada será el mexicano Armando Manzanero.

Eduardo Selman dijo que “podemos decir que Johnny y yo hemos crecido juntos en la República Dominicana, cada uno en sus aéreas, tal como él ha narrado, pues hace ya 40 años fuimos reconocidos juntos por el prestigioso grupo Jaicey’s”. Definió a Johnny como “una gloria para la República Dominicana”

Subrayó que ello “quiere decir que nosotros hemos crecido como profesionales habiendo surgido de un mismo grupo, pero sobre todo su relación con mi familia, con mi madre en el campo de su arte, tal como él ha contado, lo ha hecho ser parte de la familia, de mi mamá, mis hermanos y mío con un tono más afectivo y de cariño que profesional”.