Jorge Edwards vuelve a ganar

http://hoy.com.do/image/article/139/460x390/0/238A5869-9202-421D-A4AF-93C18E62D263.jpeg

Reportajes
EFE.-
El escritor chileno Jorge Edwards ganador del II Premio de Narrativa Iberoamericana Planeta-Casa de América con “La casa de Dostoievsky”, una novela que se acerca a los poetas con una mirada crítica.

La palabra escrita siempre le ha sido grata. Con una vasta trayectoria impresa en sus libros, Jorge Edwards vuelve a obtener un reconocimiento merecido al ganar, por decisión unánime, la II edición del Premio Narrativa Iberoamericana Planeta-Casa de América por su novela “La casa de Dostoievsky”. El premio obtenido está dotado de 200,000 dólares (128,155 euros aproximadamente).

No es exagerado decir que gracias a sus publicaciones se ha ubicado como uno de los escritores más importantes de la narrativa chilena contemporánea, con varios premios nacionales e internacionales entre los que se destaca el Premio Cervantes, al que se hizo acreedor en 1999.

El Jorge Edwards escritor.  En declaraciones desde su residencia en la ciudad de Chillán, a 403 kilómetros al sur de Santiago, su compatriota, el poeta Gonzalo Rojas (Premio Cervantes 2003), destacó que Edwards “es muy trabajador, muy laborioso y muy bueno. Jorge es estupendo. Con eso se lo digo todo”.

El libro con el que ganó la II edición del Premio Narrativa Iberoamericana Planeta-Casa de América , “La casa de Dostoievsky”, está ambientada en las ciudades de Santiago de Chile, La Habana y París. En sus reflexiones sobre el libro, Edwards cuenta que “trata sobre la poesía, los poetas y las ganas de ser poeta” y precisa que es un texto “que tiene que ver con la poesía, pero también tiene que ver con la política y tiene que ver con el amor”.

ZOOM

“Persona no grata”

Su momento más polémico fue cuando participó como encargado de negocios y ministro plenipotenciario en La Habana (Cuba) donde estuvo poco tiempo por sus constantes roces con el régimen castrista, y así se inspiró la novela “Persona non grata”.

Entre 1971 y 1973 fue ministro consejero  en Francia, mientras el embajador era precisamente Pablo Neruda, con quien mantuvo una amistad formidable.

LAS CLAVES

  Amor por las letras

– Su amor por la palabra le costó varias afrentas, pues su familia, que mantenía una buena posición económica, no vio con buenos ojos que mantuviera esta pasión. Sin embargo, las letras le han dado todo, desde amigos entrañables hasta la posibilidad de realizar críticas punzantes a regímenes políticos con los que estuvo en desacuerdo.

   Obra ganadora

 “La casa de Dostoievsky” está ambientada en las ciudades de Santiago de Chile, La Habana y París.