Jornada sangrienta en Irak

http://hoy.com.do/image/article/20/460x390/0/20503FC1-7043-4CF3-891D-4F17EFA21D59.jpeg

BAGDAD (EFE).- Al menos nueve personas han muerto en los graves enfrentamientos que sacudieron ayer la conflictiva ciudad de Faluja, feudo suní en pleno corazón de Irak y uno de los principales focos de la resistencia.

Entre las víctimas, hay tres niños y un camarógrafo iraquí de una cadena de televisión estadounidense.

Ayer, como en casi todo el país, se había declarado en Faluja un “día de resistencia y de oración”, en memoria del asesinado líder espiritual del grupo palestino Hamás, el jeque Ahmed Yasín.

A media mañana la tensión iba en aumento en Faluja, que ha sido uno de los focos que mayor resistencia ha opuesto a la ocupación extrajera.

La llamada a la oración de los viernes en las mezquitas coincidió con los disparos de lanzagranadas por insurgentes, escondidos entre la multitud.

Las granadas estallaron en el centro de esta ciudad, situada a unos 60 kilómetros al oeste de Bagdad.

El lanzamiento de las granadas fue respondido por las fuerzas norteamericanas de ocupación que abrieron fuego con armas automáticas.

La jornada había sido también la elegida por los “marines” para buscar a los culpables de la muerte de uno de los suyos durante el ataque que sufrió ayer un convoy de la Infantería de Marina a las afueras de la ciudad.

Uno de los soldados resultó muerto y dos más fueron heridos de gravedad.

Tras las explosiones de las granadas, los altavoces de los alminares siguieron llamando a la oración, pero los vecinos de Faluja no salieron de sus casas.

Según algunos residentes, las tropas de EEUU recibieron fuego cruzado cuando entraron en el barrio de Al Askari, en la zona oeste de la ciudad, tratando de encontrar a los culpables del atentado de ayer.

Otra redada en busca de los sospechosos se practicó en el barrio de Al Shuhada, donde varios vehículos artillados impedían el paso a los periodistas que trataban de llegar al centro de Faluja.

Los testigos reseñaron también que tras una tregua para los rezos, los combates se redoblaron con fiereza y los primeros cuatro muertos llegaron al hospital de la ciudad antes del fin de las plegarias.

Los “marines” norteamericanos mantuvieron una lucha sin cuartel contra los insurgentes al menos durante una hora más, según relataron varios habitantes de esos dos barrios.

Las tropas de la Coalición no se aventuran en la zona de Faluja desde que el pasado verano se firmó un acuerdo para que sólo patrullase la ciudad la policía iraquí.

Faluja está considerada como una “zona de máximo riesgo” para los soldados estadounidenses que, normalmente, sólo vigilan la ciudad desde las autopistas que la rodean sin penetrar en su calles.

Junto a Ramadi, Balad y otras ciudades del llamado “triángulo suní”, Faluja es el bastión de la resistencia contra la ocupación de Irak por parte de los fieles a Sadam Husein.

Aún después de la captura del ex dictador, estas ciudades del norte y noroeste de la capital siguen manteniendo una acerada resistencia al invasor y desde sus barrios se han lanzado infinidad de ataques contra los convoyes militares que circulan por sus carreteras.

Las tropas sellaron la ciudad mientras fuentes hospitalarias hacían subir uno a uno los muertos en las refriegas.

A primera hora de la tarde ya eran nueve los cadáveres que esperaban en el tanatorio del hospital a que los familiares los reclamaran.

Entre ellos se encontraba un cámara de nacionalidad iraquí de la cadena de televisión norteamericana ABC, según declaró a varios periodistas el director del hospital de Faluja.

Este mes de marzo está siendo especialmente duro para los medios de comunicación en Irak, ya que con el cámara muerto hoy son ocho los empleados de diversas organizaciones periodísticas que han perdido la vida en incidentes violentos.

Además, al menos 27 personas, en su mayoría agentes de policía, han muerto en ataques de la resistencia en Faluja durante el último mes.

Fuentes militares norteamericanas en Bagdad no disponían todavía a última hora de la tarde de información sobre los sucesos de hoy.

[b]UNA NUEVA RESOLUCIÓN[/b]

Los líderes de la Unión Europea pidieron el viernes una nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Irak, antes de que Estados Unidos entregue la soberanía de ese país de Medio Oriente.

Mientras tanto, Alemania, Gran Bretaña y Francia planearon su agenda conjunta de seguridad, tras la adopción de nuevas medidas antiterroristas de la Unión Europea.

La declaración de Irak respaldada por 25 líderes europeos al final dos días de reuniones no relaciona de manera directa su predisposición de aportar soldados de paz con la nueva resolución de la ONU.

Sostiene que los líderes de la UE “esperan que la ONU desempeñe un papel vital y mayor, respaldado por el Consejo de Seguridad en el período previo a la transición y después”.

Los diplomáticos dijeron que sólo se ha comenzado a debatir los detalles y aún existen diferentes perspectivas sobre la importancia que debería alcanzar el desempeño de la ONU.

Pero indicaron que el “equilibrio ha cambiado un poquito” en la UE después de la derrota electoral del gobierno conservador del jefe de gobierno español José María Aznar, uno de los más fuertes aliados europeos de Washington.

El jefe de gobierno electo de España, José Luis Rodríguez Zapatero, ha expresado que 1.300 los soldados españoles apostados en Irak regresarán a su país antes del 30 de junio si la ONU no asume el control de la ocupación.