Joven lanzó heces fecales a la Suprema revela cómo y por qué lo hizo; la operación se llamó «Perfume»

Joven lanzó heces fecales a la Suprema revela cómo y por qué lo hizo; la operación se llamó «Perfume»

Grabriel Sánchez, uno de los jóvenes que lanzó heces fecales en la Suprema

Grabiel Sánchez, uno de los jóvenes que, a modo de protesta,  el Día del Poder Judicial lanzó excremento o heces fecales al edificio que aloja las instalaciones de  la Suprema  Corte de Justicia reveló hoy las razones que lo motivaron a optar por esa forma de protesta. 

«Ese día un grupo de compañeros/as  del FALPO decidimos realizar una protesta diferente,  que contenía en sí un mensaje de fondo  sobre la necesidad de limpiar la justicia en nuestro país», explica.

Irónicamente, ellos bautizaron la protesta como Operación Perfume, porque entendían que, ante tanta pestilencia, era necesario aromatizar el olor nauseabundo que emitía dicho edificio.

«Nos presentamos al centro de los héroes y ya frente a las instalaciones  que alberga  la Procuraduría General de la República (PGR) y a la Suprema Corte de Justicia (SCJ) procedimos a lanzar las bolsas donde debían estar», cuenta Grabiel, quien se desempeña como vocero del FALPO.

En relación a las razones que los motivaron a optar por estar forma de protesta, indica que lo hicieron así: «porque que en nuestro querido país ya las palabras no parecen conmover y decidimos que los hechos suplantaran la palabra. Fuimos  y ejecutamos una acción de protesta cívica  y ciudadana», dice.

Su inspiración. Grabiel señala que se inspiraron  en el hecho de que esta justicia se ha convertido justamente en eso,  «en una justicia de m….», que promueve la corrupción y la impunidad, que a los pobres que delinquen o protestan le aplica mano de plomo y  le deja caer todo el peso de la ley, mientras a la clase política gobernante corrupta y corruptora la toca ligeramente con guantes de seda para no herir su epidermis».

«En nuestra estadía en la prisión del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, conocimos casos de personas presas por drogas que no conocen la droga; reos retenidos porque no pueden pagar una fianza de 2 mil, 3 mil o 4 mil pesos; detenidos que cumplieron su sentencia y luego de meses y años siguen presos. Es una justicia resuelta y muy diligente a funcionar  muy bien con los de abajo, los descamisados. Pero renuente a cumplir su rol cuando se trata de los de arriba o cuando el imputado es Don Fulano», expresa.

Miembros del Falpo y la Lucha Popular lanzan excremento a la puerta norte de la Suprema Corte.  Pedro sosa

Miembros del Falpo lanzan excremento a la puerta norte de la Suprema Corte. Foto: Pedro Sosa

Su respuesta a quienes criticaron la protesta.  A quienes entienden que esa protesta no fue correcta, Grabiel le responde lo siguiente: Es probable que para algunas personas haya sido una protesta mal vista, una protesta fuerte, una manifestación pestilente,  pero, ¿qué más pestilente que la corrupción y la impunidad, que nos roban los sueños y la esperanza de toda la Nación,  o ¿Hay algo que dé más asco que los casos de corrupción e impunidad en OISOE, Bahía de las Águilas, Sund Land,  La OMZA, CORDE, El barrio de los Tres Brazos, Odebrecht en sus tres componentes, sobornos, sobrevaluación de obras y financiación de campañas y Punta Catalina?

Finalmente reitera la fe en su método al concluir: «Por estos casos y muchísimos más  decimos y mantenemos que esta es una Justicia de M….».

Publicaciones Relacionadas

Más leídas