Jóvenes acuden al Congreso a pedir ayudar para Psiquiátrico

En el hospital hay 170 enfermos

Jóvenes profesionales que integran la asociación “Dreamers”, preocupados por la situación de precariedad del hospital Siquiátrico Padre Billini, acudieron ayer a la Cámara de Diputados a requerir ayuda para que los pacientes de ese centro de salud reciban atenciones médicas en condiciones adecuadas.

Mabel Lugo, hablando a nombre de sus compañeros, explicó que el lugar, mejor conocido como el 28, carece de todo. “Hemos venido aquí, a la Cámara de Diputados, para solicitar el apoyo de los congresistas, a fin de que elaboren una iniciativa que permita un mayor presupuesto para el hospital, que solo recibe un millón 500 mil pesos, lo que resulta insuficiente”, manifestó la joven.

Mientras que la directora del centro de salud, Carmen Ramírez, dijo que la falta de fondos no le permite brindar una buena atención a los 170 enfermos mentales recluidos allí. De esa cantidad, 34 son niños discapacitados. El grupo “Dreamers” añadió que el Psiquiátrico requiere del apoyo tanto del Gobierno como de la ciudadanía en sentido general para que los pacientes puedan recibir las atenciones adecuadas.