Jóvenes bailarines demuestran
profesionalidad en la danza

http://hoy.com.do/image/article/303/460x390/0/8D541F4E-38A0-4FD6-8442-D097C9BBAE4F.jpeg

POR JOSELIN RODRÍGUEZ
Con la exhibición de once bailes en los géneros clásico, contemporáneo y folclórico la noche del martes en la Sala Manuel Rueda,  un grupo de jóvenes bailarines demostró que está en capacidad de ser el relevo. De esta forma, la Dirección Nacional de Danza inició las celebraciones del mes de la danza,  que  culminará  con una gran gala en el Teatro Nacional Eduardo Brito.

En menos de una hora, las nuevas promesas de la danza conquistaron a la audiencia con la gracia, la soltura y la elegancia que mostraron en cada una de las piezas.

Agrupados bajo el lema “Lo mejor del talento joven en la danza de la República Dominicana”, lograron convencer al público que con mucho trabajo y dedicación están en capacidad de presentarse en los grandes escenarios.

Provenientes de la Escuela Nacional de Danza (Endanza), Conservatorio de Danza Alina Abreu, Ballet Clásico de Santiago, Expresiones y Danza, Ballet Contemporáneo Alfa Rodríguez, ECOS, Ballet Juan Fidel Mieses y la Fundación Teatro Popular Danzante, los jóvenes  asumieron el reto al hacer una memorable presentación en un corto tiempo.

A las 7:55 de la noche entró al escenario Rosa Hoober para ejecutar “La bayadere”, con  un montaje de la profesora Imgard Despradel. Así empezaron los aplausos que a lo largo de la presentación estuvieron presentes.

Las primeras piezas ejecutadas pertenecen a la danza clásica. Laura Isabel Fernández interpretó el tercer acto kitri, del ballet Don Quijote; Valeria Menicucci, el tercer acto del ballet Coppelia, y Carolina Tavárez, el pas deux del ballet La fille mal garde.

Las expresiones contemporáneas tuvieron cabida con la pieza “Una de ellas”, asumida con mucha entrega por Patricia Ortega, quien en unos minutos logró hacer las delicias del público en la pasión y entrega que mostró durante su ejecución.

La danza clásica volvió a retomar su papel protagónico con las piezas “Pas deux de Diana y Acteón”, graciosamente danzada por Dulce Lenia Suriel; el ballet Don Quijote, en la que el joven Carlos Carrera mostró una gran profesionalidad; “La hija del faraón”,  a cargo de Vanesa Contín Espinal, y el Pas deux de Cascanueces II acto, ejecutada por Clara Yeira Genao y Juan Capellán. Cabe destacar que estos dos jóvenes recibieron una gran ovación por la maestría que tuvieron en esta pieza. La química que mostraron en escena logró mantener absorto al público.

Otro joven que cosechó fuertes aplausos fue Vladimir Acevedo. El bailarín interpretó la pieza “Me myself and I”, una mezcla de pantomima, con hip hop y otros ritmos modernos.

El final estuvo reservado a la danza folclórica. Smarlin Fabián, Berjania Solís, Reinaldo Alexander Duval y Guillermo Mieses conjuntamente con sus bailes introdujeron elementos representativos de Villa Mella como la venta de chicharrones, longaniza y casabe.

 

LOS DISCURSOS
Bernarda Jorge, directora de Bellas Artes, al pronunciar las palabras de bienvenida resaltó que desde hace más de 50 años la danza ha contado con pilares que han enaltecido el arte y la cultura del país.

El director nacional de Danza, Víctor Ramírez, auguró un año promisorio para el país. “Es una gran satisfacción hacer lo que nos gusta. Es una fuerza que nos impulsa a seguir trabajando a favor de la danza, por  eso debemos aunar fuerzas para lograr un nivel superior”.

Cositas

o Hubo muchos padres con sus hijos apoyando esta presentación.

o Se recomienda a los padres instruir a sus hijos para que en este tipo de funciones se mantengan tranquilos.

o Hubo gente que se pasó gran parte de la presentación hablando. Otras hablaban muy alto por el teléfono. Se les olvidó que con sus acciones molestaban a la gente a su alrededor.