Jóvenes de barrios populares son mayores víctimas de violencia y arbitrariedad policial, afirma jueza

Jóvenes de barrios populares son mayores víctimas de violencia y arbitrariedad policial, afirma jueza

Imagen de referencia.

En el conversatorio semanal NCP-Responde del movimiento Nueva Cultura Política, la Jueza Interina Tribunal de Ejecución de la Pena del Distrito Nacional, Ana Lee, aseguró que frecuentemente se comete abuso y arbitrariedad policial contra los jóvenes de los sectores populares del país y que esto se ha agudizado con toque de queda. “La policía tiene al parecer la ideología de que está en una guerra con el ciudadano, sobre todo con la juventud”.

Dentro de las razones que podrían conllevar a estos tipos de abuso, la magistrada citó que a nuestros cuerpos del orden se les entrena en función de la fuerza física, pero “estamos dejando de lado lo más importante que es la inteligencia emocional, es fundamental trabajar la salud mental de nuestros agentes”. “No se le puede entregar un arma a una persona sin un perfil adecuado, sin determinar si está habilitada psicológicamente para trabajar resguardando el orden”, enfatizó.  

Ana Lee

«La Policía Nacional en el país es sometida a un horario inhumano, a veces no duermen e inmediatamente el sistema nervioso de una persona bajo estas condiciones, no responde igual”, afirmó la especialista en Derechos Humanos, al tiempo de asegurar que las entidades a cargo de la reforma policial tienen un gran reto. 

La magistrada llamó a la población juvenil a empoderarse y a denunciar ante las instancias correspondientes, por ser un derecho. Respecto de la Policía Nacional, “está el departamento de inspectoría o asuntos internos donde existe una comisión que evalúa las denuncias realizadas por los ciudadanos y se procede a una investigación.” 

Ana Lee afirmó que muchas violaciones se cometen porque “a veces desconocemos nuestros derechos y además como país no tenemos una cultura de denunciar y  darle seguimiento a las malas prácticas de las autoridades”.

Dentro de sus recomendaciones para desarrollar una política de inclusión social y de combate a la discriminación contra los jóvenes de los sectores populares, señaló el fortalecimiento de los programas de reinserción social  e hizo un llamado de atención para que desde las diversas plataformas de la sociedad se empiecen a tratar estos temas “a los que todo el mundo tiene miedo porque tocan tentáculos muy sensibles y además debemos tener el ánimo de hacer las recomendaciones adecuadas a las instituciones para que nuestra voz sea escuchada”.

En cuanto a la colocación de sustancias ilegales por agentes de la PN y la DNCD a jóvenes, Lee explicó que estos escenarios son el día a día en los barrios populosos, “es una realidad social preocupante; es cierto que tenemos una República Dominicana con un alto nivel de delincuencia, pero esto no quiere decir que como Estado de derecho, nuestras autoridades que están llamadas a salvaguardar la seguridad ciudadana cometan abusos de poder en contra de nuestros jóvenes.