Jóvenes dominicanos piden apoyo, amor y comprensión de sus familias

La mayoría de los problemas sociales que tienen las distintas sociedades en el mundo, por lo general, los sociólogos, psicólogos y estudios del área, han coincidido en darle la responsabilidad a la crianza familiar y a los modelos de conducta  que los hijos ven en su casa y en el entorno donde se desenvuelven.

Ante esta situación y en vista de la necesidad de tener una sociedad más sana y de criar jóvenes con más y  mejores valores. ¡Vivir! hizo un recorrido en universidades y se les cuestionó a diferentes estudiantes sobre qué esperan ellos  que su familia sea y que quieren recibir de ella en sentido general.   

Apoyo

Es la palabra clave. La mayoría de los jóvenes  entrevistados expresaron que lo más necesitan de sus familiares es que sentirse respaldados por alguien, sentirse protegidos en los momentos más dificiles y que estén cuando necesiten tomar las decisiones más importantes de su vida.

Asimismo, Carlos Alejandro, estudiante del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) dijo que ante todo la familia debe ser unida,  y que los miembros que la componen deben saber comunicarse ya que en  la sociedad actual hay muchos problemas y esto  podría solucionarse a través de  la comunicación. “Que al final de todo sea un lugar donde uno pueda acudir siempre”, expresó

Mientras que Livia, cree que la familia siempre debe servir de apoyo. Así como de inculcarles a los hijos  buenos valores, “que nosotros  sepamos enfrentarnos a la vida y decir que no en los momentos que no se debe decir sí”.

Silvia Ricart, entiende que el principal rol de su familia es ayudarla a crecer.

“Que siempre me apoyen es bueno, y el amor que me dan. Pero también que yo pueda confiar en ellos es importante”

Ramón Antonio,  indicó que lo más importante es que lo ayuden sin cuestionar las decisiones que  tomé.

Mientras que para Carmen Yadira Méjia, lo ideal sería que le  enseñasen los valores  que la  Biblia indica para una familia “que la familia sea un ejemplo de una familia cristiana” asevera.

En tanto que  la estudiante Melissa Carbuccia dijo sentirse muy satisfecha con su familia.

Pero que más que padres autoritarios, “quiero padres en los que pueda confiar y que  confíen en mí, que más que padres sean amigos”.

Por otro lado,  el también estudiante Emilio  Matos dijo “que lo único que pido es que  mi  familia sea  unida, que no se olviden de los valores, y en especial que el problema de todos sea uno”.

“A pesar de yo ser de una familia de padres divorciados, en mi familia siempre hubo unidad e igualdad”.

En todos estos testimonios  se nota que estos jóvenes quieren más de su familia, esperan más.

Compresión

Saber que tienen personas con las que puedan contar siempre.