Juan Carlos Varela, presidente de Panamá defiende sus obras con Odebrecht

Juan Carlos Varela.
Juan Carlos Varela.

CIUDAD DE PANAMÁ. – El presidente panameño, Juan Carlos Varela, defendió hoy las obras que su gobierno realiza con la constructora brasileña Odebrecht, acusada en varios países, incluido Panamá, de haber pagado sobornos para conseguir contratos públicos.

“Yo soy responsable por todas las obras licitadas en mi gobierno” y todas ellas “han sido licitadas con transparencia”, dijo Varela al ser cuestionado por Odebrecht durante una entrevista con el canal Telemetro.

De acuerdo al mandatario, desde que asumió el poder el 1 de julio de 2014, su gobierno ha licitado obras públicas por 8.500 millones de dólares, de los que la constructora brasileña se habría ganado unos 1.300 millones en distintos proyectos.

Odebrecht es uno de los principales contratistas en Panamá desde hace una década, donde ha construído la línea uno del metro, varios paseos marítimos y otras obras de infraestructura como la ampliación del aeropuerto internacional de Tocumen.

Bajo el gobierno de Varela esta compañía ganó licitaciones para la modernización de la ciudad atlántica de Colón y para la construcción de la segunda línea del metro capitalino.

“En las obras licitadas por nuestro gobierno no hay ningún tipo de cuestionamiento”, insistió Varela.

Sin embargo, sus opositores le culpan de haber licitado con una compañía acusada de pagar sobornos en varios países latinoamericanos, por lo que le han exigido detener los trabajos que adelanta esta empresa y cancelar los contratos.

Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Odebrecht pagó en Panamá más de 59 millones de dólares en sobornos entre 2010 y 2014, durante el gobierno del expresidente Ricardo Martinelli.

La Fiscal General del Estado de Panamá, Kenia Porcell, considera incluso que esa cifra “puede ser mucho más” alta. Hasta el momento, Panamá lleva seis investigaciones adelante por las comisiones pagadas por esta compañía y por los que hay 17 imputados, aunque ninguna investigación contra el gobierno actual.