Juan Jesús Soler, futura estrella del béisbol

http://hoy.com.do/image/article/191/460x390/0/E324D5ED-AC4D-4EAE-A9C8-75EC25F556E2.jpeg

POR JEFFREY NOLASCO
Por los general cada cierto tiempo nacen individuos dotados de cualidades natas, que en las mayorías de los casos lo llevan al éxito. Pero más aún, que a pesar de residir en un sector en donde sus moradores, en las mayorías de los casos, no son vistos con buenos ojos, pueden echar hacia adelante.

Ese podría ser el caso del novel lanzador derecho del populoso barrio del Ensanche Capotillo, Juan Jesús Soler de la Rosa, quien con apenas 15 años de edad tiene 5-11 de estatura y lanza por encima de las 85 millas, por lo que se perfila desde ya como una estrella del montículo, además de cursar el tercer curso del bachillerato y ser miembro del Templo Bíblico Capotillo.

“Una de mis principales metas que tengo por delante es poder llegar a jugar en las Grandes Ligas, por lo que con Dios delante haré todo lo que esté a mi alcance para lograr ese objetivo”, sostuvo Soler de la Rosa, con un rostro de alegría.

Indicó que para tales fines ha venido preparándose física y mentalmente con su entrenador Nelson Paniagua (El Novato), quien preside la liga Boston Broncos, en la cual él milita.

SU INICIO

Al cuestionársele sobre sus primeros pasos en el béisbol, dijo que: “Me inicié en el Club Deportivo y Cultural Payero, donde recibí mis primeras clínicas de béisbol de parte del profesor Miguel Angel Payero”.

En tal sentido, agradeció a su abuela Diluvina Payano, por ser la persona que lo motivó a practicar béisbol. “Mi abuela fue que me apoyó para que fuera al play”, sostuvo.

MARTÍNEZ, SU ÍDOLO

Como todo muchacho joven Soler de la Rosa tiene como meta emular las actuaciones en la Gran Carpa del estelar lanzador dominicano, Pedro Martínez, de los Mets de Nueva York. “Pedro es mi ídolo, por lo que de llegar a béisbol mayoritario trataré de ser igual a él”, manifestó. Agregando que su equipo favorito en la pelota invernal son los Tigres del Licey.

De su lado, su manager Nelson Paniagua elogió las condiciones del joven lanzador, por considerarla de excelente. “No hay dudas que estamos delante de una futura superestrella”, declaró.

Agregando que para tal objetivo cuenta con una gama de excelentes lanzamientos, en el que destacó su recta, la cual llega temprano al plato. “El todavía tan sólo es un niño y desde pueda demostrar su gran bola rápida y excelente lanzamiento rompiente.

El joven tirador estuvo practicando en el Estadio La Normal al junto de su madre Julia de la Rosa Payano; su padre Jesús Soler y un grupo de familiares.