Juan Luis Guerra
Circo del Sol y  Filarmónica
en apertura Marina Cap Cana

http://hoy.com.do/image/article/300/460x390/0/F819B2E4-F9FD-4DCC-81C8-31987C41DAF2.jpeg

Juan Luis Guerra ofreció una impecable presentación con la que una vez más demostró que sigue siendo uno de los grandes  profetas en su tierra


POR JOSELIN RODRÍGUEZ
PUNTA CANA, Higüey.-
Con la participación de Juan Luis Guerra, el circo Du Soleil y la Filármonica de Santo Domingo fue inaugurada el sábado pasado la primera etapa de la marina del complejo Cap Cana, ubicada en esta región.

  En un escenario, colocado sobre una base de hierro en el mar, los artistas fueron mostrando su arte a los selectos, pero numerosos invitados.

Tras más de dos hora y media de espera, el primero en animar a la concurrencia  a las 8:40 de la noche fue el Cirque du Soleil (circo del Sol), la compañía canadiense, que hizo las delicias de los grandes y chiquitos a través de  los  payasos,  las acrobacias y los malabarismos que a lo largo de más de dos décadas les han caracterizado.

Aunque la compañía no estuvo por completo en el país, algunos miembros del popular circo, fundado en Quebec, Canadá en 1984, ofrecieron un show muy particular denominado “A taste of Cirque du Soleil”. Una breve muestra de lo que esos profesionales  son capaces de hacer en escena.

Los artistas del circo hicieron una presentación especial con motivo de la inauguración de la marina, cuyos propietarios  esperan convertirla en uno de los proyectos más ambiciosos y competitivos del Caribe.  

    Una joven gimnasta conquistó los primeros aplausos con los movimientos que hizo al usar los aros. Ella hizo una gran presentación al mover el instrumento con mucha gracia y soltura tanto con sus pies, sus manos y su cuerpo.

En esa misma línea, otro miembro del popular circo entró a escena con un aro gigante, en el que hizo una serie de acrobacias, como girar y  moverse de un lado a otro,  limitándose únicamente al espacio que el aro le confería.

     Un número que no podía faltar fue el de las bromas de los payasos. Tres jóvenes, graciosamente, disfrazados se confundieron en el público y al azar eligieron a una mujer y a un hombre. A la señora la pusieron a elevar sus brazos  y cuando no lo espera le dieron una vuelta. Aunque al hombre le pusieron a hacer lo mismo, no le dieron una vuelta, sino que le hicieron cosquillas.

 Otro número que gustó mucho fue el una acróbata, que utilizando un aro, permanecía suspendida por un cable a varios metros del escenario. Hizo una serie de vueltas y acrobacias que gustaron mucho por lo arriesgado que parecía.

El malabarismo también caló. Un malabarista hizo un número con unas cinco pelotas, a las que hizo rodar por su cuerpo y las atrapaba con sus manos y pies, sin dejarlas tocar el escenario.

  Con este número el circo del Sol se despidió.

 A unos cuantos metros de este escenario, y sobre una tarima también colocada en una base de hierro en el mar, la Filarmónica de Santo Domingo hizo su presentación. Su actuación estuvo basada en la música de Juan Luis Guerra.

  Dirigidos por el maestro Amaury Sánchez, los músicos interpretaron “Tú”, “Amapola”, “Ella dice” y “Si tú te vas”, cuatro éxitos que han marcado la carrera del ilustre cantautor dominicano.

 Al concluir la participación de la Filarmónica, el público fue sorprendido con la presencia de un grupo de diablos cojuelos, que al ritmo de “Esto se encendió”, del Grupo Mío, y “Baila en la calle”, de Fernando Villalona, animaron a los presentes con sus trajes multicolores y sus característicos bailes.

Juan luis guerra

La clausura fue reservada a Juan Luis Guerra, cantautor que gracias a su último disco “La llave de mi corazón”, se ha mantenido en los primeros lugares de popularidad de los listas  internacionales.

Fue precisamente con ese éxito, que el intérprete de “Bachata rosa”  inició su participación a las 9:50 de la noche. A este sencillo le siguieron “A pedir su mano”, “Ojalá que llueva café”, “Como yo”, “Burbujas de amor”, “Como abeja al panal”, “Las avispas”, “Que me de su cariño”, “La bilirrubina”, “Visa para un sueño” y “Guavaberry”.

 Fue un recorrido por los éxitos que han marcado su carrera y que le llevaron a conquistar el corazón de millones de fans en el mundo.

En su concierto, que se extendió por casi una hora, Juan Luis mezcló de manera atinada sus canciones más populares con las de su innovador nuevo disco.

 La presentación culminó antes de las 11:00 de la noche con un despliegue de fuegos artificiales.

COSITAS Y COSOTAS

Al presidente Leonel Fernández, que llegó cuando la presentación había comenzado, lo recibieron con una algarabía.

La Filarmónica de Santo Domingo pudo haber seleccionado otros temas, pues Juan Luis iba a presentarse.

 Para permitir que una gran parte del público pudiera ver el concierto, la producción colocó en el atracadero una serie de pantallas.

Previo a la presentación, los invitados fueron animados con música electrónica.

 El circo ejecuta la presentación al ritmo de las músicas  árabe y electrónica.