Júbilo por 15% del reformismo- balaguerista

Los reformistas-balagueristas debemos sentirnos jubilosos y agradecidos por la información suministrada por la encuesta SIN-PS&B: Que disponemos un 15% de favorabilidad al sumar PRSC, ESTRUCTURA y DxC. Con ese posicionamiento, las posibilidades delreformismo-balaguerista son enormes: Puede determinar quién y/o como se va a gobernar a partir del 16/08/16.

O liderar oposición habida cuenta que supera la favorabilidad de Alianza País;y los demás partidos opositores carecen de doctrina y precedentes programáticos para combatir el nudo gordiano de nuestra situación socioeconómica -fiscalidad deficitaria- haciendo susceptible potenciar ese 15%, dependiendo como actuemos.

Si en lugar de regocijarnos por ese posicionamiento se continúan rasgándose vestiduras o luchando contra molinos de viento, como algunos están propiciando, no llegaríamos nunca a potenciarla. La desconsiderada candidatura del PRSC teniendo el partido un 8% debe llevar a revisar decisiones, procederes y líneas políticas en lugar de alarmarse y rezongar que algunos escenifican con métodos incompatibles con tradición reformista: abonando vocación de protesta ya existente, exagerada y peligrosamente.

La favorabilidad del reformismo-balaguerista debe aprovecharse para impulsar la reconciliación de partidos que sustentan doctrina y praxis llevada a cabo por 22 años a fin de propugnarla adaptadas a las presentes circunstancias y teniendo como norte la sentencia de Balaguer sobre el papel del reformismo en mejorar nuestra democracia.

Mejorarla requiere gobiernos caracterizados por preocuparse de servir a todos con preferencia hacia los “menos favorecidos de la fortuna”, por rescatar autoridad y orden dentro del cumplimiento de leyes, por preservar nuestra identidad y por disciplinar nuestro comportamiento institucional partiendo de la administración del erario público para proporcionar justicia y sostenibilidad a nuestro proceso de desarrollo.

La encuesta SIN-PS&B debería precipitar al reformismo-balaguerista, encarnado en los partidos citados, diseñar una plataforma multipartidaria que no solo permita la preservación de ese 15%, sino potenciarlo mediante la conjugación de sinergias positivas que puedan provocar sus decisiones orquestadas.

Incluso, si estas sinergias se procuraran perseverante y tesoneramente pudiera conducir al rompimiento del entrampado y agotado mapa político-partidista actual puesto que conforme la Constitución vigente, una segunda vuelta es inminente y el 15% del reformismo-balaguerista resultaría determinante para decidir quiénes gobernarán.

Y si se modificara dicha Constitución, ese 15% será imprescindible para revestir de adecuación y legitimidad, desde el gobierno u oposición constructiva que siempre ha ejercido el reformismo-balaguerista, a los impostergables ajustes que tendrá que implementar el gobierno para hacer sostenible nuestro ya amenazado proceso de desarrollo.

En las manos de los responsables de estos partidos está el potenciar ese 15% otorgado por SIN-PS&B, so pena de correr riesgos de caer en la intrascendencia que ha caído la desconsiderada candidatura del PRSC.