Juez desestima demanda fraude contra Báez Figueroa

El juez de la Décima Sala Penal del Distrito Nacional, Rafael Pacheco, declaró ayer inadmisible la demanda contra el presidente del Banco Intercontinental (BANINTER), Ramón Báez Figueroa, acusado de presuntamente estafar por más de dos millones de pesos a la familia Vanderpool.

El magistrado acogió el dictamen de la fiscal Olga Acosta, quien hizo la solicitud en virtud de que los abogados de la parte civil constituida, en representación de los querellantes hermanos Hernando, Elvis, Luisa, Solange y Robert Vanderpool no cumplieron con lo establecido en el 180 del Código de Procedimiento Criminal.

En tanto, los abogados de Báez Figueroa, Marino Vinicio Castillo (Vincho), sus hijos Juárez y Vinicio Castillo Seman, así como Antonio Delgado, pidieron al tribunal declarar la querella inadmisible o irrecibible sin examen del fondo, en aplicación estricta del principio de la personalidad de la pena, establecido en el artículo 102 de la Constitución, reconocido además como el principio fundamental número 13 de la garantía del debido proceso.

El presidente de BANINTER fue demandado por los hermanos Vanderpool, hijos de Hugo Vanderpool, luego de que el banco pagara más de dos millones de pesos a Pilar Fernández, en calidad de esposa del fallecido.

En la querella se hace constar que BANINTER autorizó el pago de esos recursos pese a existir una oposición de pago.